¡No hay razones para dejar atrás al pueblo saharaui!

Si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor. Si un elefante tiene su pie en la cola de un ratón y tú dices que eres neutral, el ratón no apreciará tu neutralidad. 

Arzobispo Desmond Tutu

Excelencias,

ANTONIO GUETERRES Y PEDRO SÁNCHEZ

Con motivo del encuentro entre el presidente del Gobierno español y el Secretario General de la ONU, CEAS SAHARA (Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Pueblo Saharaui) y muchas organizaciones que trabajan en el ámbito de los Derechos Humanos, les transmiten el mensaje del pueblo saharaui del territorio no autónomo ocupado y de la diáspora saharaui: “No apreciamos más la neutralidad de la ONU”.

Para ser más precisos, es el persistente silencio observado por la Secretaría de la ONU, con la excepción de las declaraciones del Secretario General Ban Ki-moon al final de su segundo mandato, lo que deja claro que la Secretaría de las Naciones Unidas no es neutral en la cuestión de la no aplicación de la resolución 1514 (XV) en el Sáhara Occidental, sino que está a favor de la continuación de la ocupación ilegal del territorio por el Reino de Marruecos, por lo que la ONU es en parte responsable de la reciente reanudación del conflicto armado en el Sáhara Occidental.

Queremos hablar con claridad y hacer un llamamiento a la acción en favor de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental, incluyendo el derecho a la autodeterminación y la independencia en conformidad con la resolución 1514 (XV) de la ONU.

En los últimos años, varios procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos y órganos de tratados han expresado su preocupación por las violaciones de los derechos humanos (incluido el derecho a la autodeterminación) cometidas por la potencia ocupante, Marruecos, en el Sáhara Occidental.

El Reino de Marruecos rechaza sistemáticamente todas las denuncias, todas las decisiones y los dictámenes adoptados por los mecanismos de derechos humanos de la ONU. No hay investigaciones independientes sobre los actos de tortura en el Reino de Marruecos o en el Sáhara Occidental, mientras que la práctica es sistemática contra los defensores de los derechos humanos y los periodistas saharauis.

Es el caso, por ejemplo, de los presos del grupo Gdeim Izik, de Haddi, preso político saharaui en huelga de hambre y alimentado a la fuerza desde hace dos meses, y también de Sultana Khaya, detenida arbitrariamente en su domicilio tras el asedio de las fuerzas de ocupación.

Aunque el Reino de Marruecos ha ratificado en mayo de 2013 la Convención sobre Desapariciones Forzadas, aún no ha presentado su primer informe al comité. El Reino de Marruecos es el único país africano que no se ha adherido a la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos.

El pueblo saharaui apreciaría mucho que expresara su preocupación por las sistemáticas y graves violaciones de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de los refugiados como consecuencia de la prolongada ocupación militar ilegal de su tierra por parte del Reino de Marruecos; incluyendo el continuo saqueo ilegal de sus recursos naturales por parte de empresas internacionales y marroquíes, algunas de ellas propiedad del Rey Mohamed VI, cuya fortuna personal ha aumentado de 1 a 5 mil millones de dólares desde su llegada al trono según la revista Forbes.

En 1966, la Asamblea General de la ONU invitó a la potencia administradora (España) a determinar los antes posible, de conformidad con las aspiraciones de la población autóctona del Sáhara Español, los procedimientos para la celebración de un referéndum bajo los auspicios de las Naciones Unidas con miras a “permitir a la población autóctona del Territorio que ejerza sin trabas su derecho a la libre determinación” (Res. 2229 – XXI, 20 dic. 1966).

Hace ya 56 años que la población indígena del territorio no autónomo del Sáhara Occidental espera que se organice el referéndum bajo los auspicios de la ONU. Dos años después de que el ex presidente Horst Köhler dimitiera de su cargo de Enviado Personal, ahora está claro para todos que será imposible encontrar un diplomático bien experimentado y aceptable para las dos partes del conflicto que pueda ocupar el cargo.

Prolongar indefinidamente la búsqueda de tal persona es apoyar la ocupación ilegal por parte del Reino de Marruecos. Por lo tanto, le invitamos a reanudar el proceso inmediatamente invitando a las dos partes del conflicto a sus oficinas en Nueva York y a informar al Consejo de Seguridad.

CEAS-SAHARA y las demás asociaciones defensoras de Derechos Humanos le piden respetuosamente que:

  • Recomiende a los miembros del Consejo de Seguridad la inclusión de un componente de “Estado de Derecho” en el mandato de la MINURSO
  • Comprometa su responsabilidad personal en la conducción de la negociación para la organización de un referéndum libre de autodeterminación para el pueblo saharaui

Atentamente.

CEAS-Sáhara

 

¿Te ha interesado esta noticia?

¡¡ Suscríbete a los boletines de CEAS - Sahara !!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Ayúdanos a difundir en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print