Cantabria

Convocatoria de concentración en apoyo presos políticos saharauis

El movimiento de solidaridad con el Pueblo Saharaui de Cantabria se suma a la campaña de apoyo y solidaridad con los presos políticos saharauis que se encuentran en huelga de hambre en las cárceles marroquies. La concentración tendrá lugar el miércoles 11 de abri, a las 19.30 h, frente la Delegación de Gobierno en Santander.

Las asociaciones Cantabria por el Sáhara, Alouda Cantabria, la Delegación Saharaui en Cantabria, junto a la Liga de Estudiantes y Jóvenes Saharauis del Estado Español en Cantabria (LEJSEE) y la Asociación de inmigrantes saharauis en Cantabria “MiyeK”, se concentrarán el próximo miércoles 11 de abril a las 19.30 h frente a la delegación del Gobierno en Santander, para mostrar su solidaridad con los presos del Campamento Gdeim Izik que se encuentran en huelga de hambre en protesta por las injustas condenadas y las condiciones infrahumanas que están sufriendo en las cárceles marroquíes.

La acción se enmarca dentro de las movilizaciones que el movimiento solidario lleva desarrollando desde principio de mes en apoyo a los presos políticos saharauis que se encuentran en huelga de hambre desde el 9 de marzo y cuya situación se agrava ante la denegación de asistencia básica sanitaria por parte de Marruecos.

Situación en las cárceles marroquíes

Los reclusos, pertenecientes al grupo de Gdeim Izik, y con condenas de entre veinte años y cadena perpetua, que les fueron impuestas en un juicio plagado de irregularidades y confesiones obtenidas bajo tortura, no reciben ningún tipo de asistencia médica y no se les permite echar azúcar en el agua para evitar la deshidratación.

Además, están en unas reducidas celdas, conocidas como “el ataúd”, plagadas de insectos y gusanos, sin la adecuada ventilación ni las mínimas condiciones higiénicas, tratándose de celdas muy frías y húmedas.

Las familias de cuatro reclusos de las cárceles de Kenitra y Ait Melloul, a las que fueron dispersados, encontrándose muy alejados de las ciudades en que viven sus seres queridos, han visitado a los presos y su testimonio no ha podido ser más dramático. Según cuentan, los presos se encuentran en un alarmante estado de salud, están incapacitados para moverse, tienen dolores por todo el cuerpo, dificultad para ver, náuseas frecuentes y a pesar de sus problemas médicos no reciben ningún tipo de atención.

La actuación de la administración penitenciaria marroquí con los presos políticos saharauis no respeta sus derechos más elementales, contraviene la legislación internacional y hasta la suya propia, en la que únicamente se autoriza el aislamiento por motivos de seguridad o de precaución, lo que no se aplica a los presos de Gdeim Izik.

El papel de España

El movimiento solidario insta al Gobierno España, potencia administradora del territorio y responsable del proceso de descolonización inconcluso en el Sahara Occidental, a que aproveche su presencia en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, para demostrar que España “es un país profundamente comprometido con los derechos humanos”, tal como manifestó recientemente el Ministro de AAEE, Alfonso Dastis, y exige que lleve a cabo las acciones pertinentes con respecto a los presos políticos saharauis, así como con respecto al resto de población saharaui del Territorio No Autónomo del Sahara Occidental para demostrar que es cierto que la protección y promoción de los Derechos Humanos “constituyen un eje prioritario de nuestra política exterior”, tal como se recoge en la página web del Ministerio.

http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/PoliticaExteriorCooperacion/Paginas/Candidatura_Consejo_DDHH.aspx