CODESA: Carta abierta dirigida a la Sra. Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las NU para los DDHH

Estimada Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH):

El Colectivo de Defensores Saharauis de Derechos Humanos(CODESA) tiene a bien dirigirse por escrito sobre un asunto de cariz humanitario relacionado con el tema de la detención política en el Sáhara Occidental, un territorio bajo mandato de las Naciones Unidas, en el que tiene despegado la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum (MINURSO) desde 1991, inmediatamente después de la firma del cese al fuego entre las partes en conflicto, a saber,  el Frente POLISARIO y el Reino de Marruecos, como paso previo para la implementación del proceso de paz onusiano-africano, que garantiza el derecho del pueblo del Sáhara Occidental a la autodeterminación, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas.

No hay duda de que la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, como parte de la Secretaría de las Naciones Unidas, tiene entre sus cometidos la implementación y hacer respetar de los parámetros internacionales de los derechos humanos sobre el terreno por parte de todos estados, además de promoverlas y protegerlas para todos; ha podido visitar el Sáhara Occidental en 2006 y en 2013, donde pudo recoger in situ numerosos testimonios vivos sobre las graves violaciones de los derechos humanos perpetradas por el Estado marroquí contra civiles saharauis. Estas violaciones continúan en ausencia total de un mecanismo internacional que supervise e informe de forma periódica sobre la situación de los derechos humanos en este territorio ilegalmente ocupado por el Reino de Marruecos durante más de cuatro décadas.

Lo llamativo es que pese al conjunto de las declaraciones testimoniales ofrecidas por varios defensores de los derechos humanos al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, durante sus visitas al territorio del Sáhara Occidental, fueron recompensados con encarcelamientos y penas severas e injustas por parte del Estado marroquí, habida cuenta de que las cárceles marroquíes permanecieron antes y después de las dos visitas de las delegaciones del ACNUDH, se mantuvo el hacinamiento de los presos políticos saharauis en las cárceles marroquíes, que tan solo reivindican el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación.

Estimada Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH):

A pesar de los informes de prestigiosas organizaciones y asociaciones internacionales de derechos humanos y el reclamo por parte de los instituciones parlamentarias regionales y observadores internacionales para poner término a estas malas prácticas, el Estado marroquí continúa arrestando a defensores de los derechos humanos, blogueros, estudiantes y sindicalistas saharauis en razón de su posición sobre el asunto del Sáhara Occidental o por su participación en manifestaciones pacíficas en las que se reivindica la autodeterminación y el derecho a beneficiarse de los recursos naturales saharauis.

En este contexto, es clamoroso el déficit de imparcialidad de los tribunales civiles y militares marroquíes que deja suficientemente claro que el elemento esencial de la intencionalidad  se refiere a infligir las penas más severas que oscilaron, tan sólo entre 2013 y 2017, entre cadena perpetua y los 20 años de cárcel para los defensores de los derechos humanos y algunos miembros del Comité de Diálogo comisionado por parte  los civiles saharauis, que se habían desplazado al  Campamento de Gdeim Izik (situado a unos 12  Kms al este de El Aaiún / Sahara Occidental), y entre los que cabría citar:

  1. Los sentenciados a cadena perpetua : Brahim Ismaili , Ahmad  Subai , Sidamed Lemjeyid , Abdalahe  Lejfauni,  Sidi Abdelyalil Larosi , Mohamed El Bachir Butingiza  , Sidi Abdalahi Ebbaha y Mohamed Bani.
  2. Los sentenciados a 30 años : Ennama Asfari , Mohamed Burial y Cheij Banga.
  3. Los sentenciados a 25 años :Husein Ezaui , Hasan Dah , Mohamed Lamin Haddi , Mohamed Embarek Elfakir , Mohamed Juna Babeit.
  4. Los sentenciados a 20 años : Bachir Jadda , Abdalahi Toubali y  Mohamed Tahlil .

Estas injustas y severas sentencias con sistemáticos tintes revanchistas llegó a alcanzar los 15 años en otra sentencia dictada en 2009 contra el defensor saharaui de los derechos humanos, Mohamed Fadel Ieza.

El bloguero, Mohamed Bambari fue sentenciado a seis años de cárcel en 2016.

Los estudiantes saharauis : Abdelmula Alhafidi, Albir Alkentaui, Mohamed Dadda y Aziz Alwahidi todos ellos fueron sentenciados a diez años de cárcel en 2017.

En 2019, el estudiante saharaui, Husein Am-Adur fue condenado a 12 años de cárcel.

En 2019, también fue sentenciado, a cinco años de cárcel el preso político, Salek Abd Embarek.

En ese mismo año, también se dictó sentencia de dos años de cárcel contra el  bloguero, Walid Albatal.

En ese mismo año, fue también sentenciado, a un año de cárcel, el preso político Hafed Riyahi, Agay Duehi, Mohamed Ali Kori, Erguibi Alyazid y Salek Busoula.

En ese mismo año , se dictó sentencia de seis meses de cárcel contra la defensora de derechos humanos Mahfuda Bamba Lefkir.

A más de 20 años fue sentenciado en 2020, el preso político Jatri Buyema Dadda.

Estas severas e injustas sentencias entre otras malas prácticas conducen a tragedias humanas extremadamente peligrosas que no se diferencian en nada de las que lleva sufriendo el pueblo saharaui en su conjunto desde el 31 de octubre de 1975, tanto en lo referente a su duración que supera los cuatro decenios, como el distanciamiento y la dispersión familiar con todo lo que eso conlleva por sus nefastas repercusiones a nivel del estado salud y anímico de hijos, esposas, madres así como el resto de miembros de la familia.

Estimada Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH):

Partiendo del papel que puede desempeñar Vd al estar al frente de un organismo encargado de supervisar los Derechos Humanos en todos los países del mundo, junto al papel desempeñado por la ONU así como la comunidad internacional para alcanzar una solución justa y duradera que garantice el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación,

Tomando en consideración el loable papel desempeñado por Vd en sus dos vertientes, a saber, el escrupuloso respeto de los Derechos Humanos, por un lado,  y en todas la cuestiones de cariz humanitario por otra,

Tomando en consideración los siguientes hechos:

La existencia de presos políticos saharauis que llevan más de

* Doce y Diez años bajo arresto político y arbitrario sometidos a medidas punitivas, torturas psicológicas y físicas, privándoles de un juicio justo ante un tribunal imparcial ,

* La propagación del Coronavirus COVID-19 a un ritmo acelerado y con gran virulencia en todas las cárceles marroquíes que está poniendo en peligro la vida de estos presos políticos saharauis. Unas cárceles que están ubicadas a centenares de kms de las principales urbes del Sáhara Occidental ,

Tomando en consideración su llamamiento dirigido, el pasado 25 de marzo,  a todos los Estados para tomar medidas urgente para evitar que el COVID-19 ‘cause estragos en las prisiones’ pero sobretodo su insistencia en que “ Ahora más que nunca los gobiernos deberían poner en libertad a todos los reclusos detenidos sin motivos jurídicos suficientes, entre otros los presos políticos y otros internos que fueron encarcelados simplemente por expresar ideas críticas o disentir”,

Desde el Colectivo de Defensores Saharauis de Derechos Humanos(CODESA)  valoramos altamente el papel eficaz desempeñado por vuestro organismo y por los loables esfuerzos realizados por Vd en pro del respeto y la promoción de los Derechos Humanos por doquier y le rogamos encarecidamente que tenga a bien contribuir a que se libere a estos los defensores saharauis de los derechos humanos junto al resto de los presos políticos que se encuentran cumpliendo injustas condenas en las cárceles marroquíes porque fueron detenidos y encarcelados por sus opiniones políticas referentes al asunto del Sáhara Occidental; para salvar sus vidas además de la preservación, defensa y el respeto de la dignidad humana. Una reivindicación acorde con los parámetros de referencia internacionales que se basan esencialmente en los artículos 03 , 09 y 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos en lo referente al derecho a la vida y a la necesidad de que no se ponga en entredicho la libertad de opinión y de expresión por otra parte.

 

Reciba,Sra. Michelle Bachelet, nuestra más alta y distinguida consideración.

En El Aaiún / Sáhara Occidental , a 07 de mayo 2020

En nombre del Colectivo de Defensores Saharauis de Derechos Humanos (CODESA)

 




¿Te ha interesado esta noticia?

¡¡ Suscríbete a los boletines de CEAS - Sahara !!

Ayúdanos a difundir en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print