Menú

Cantabria por el Sáhara y Alouda Cantabria condenan el asesinato de la joven saharaui Sabah Otman Hameida “Njourni” por las fuerzas de ocupación marroquíes.

La joven falleció el pasado 19 de julio al ser arrollada por vehículos policiales que embistieron a una multitud que celebraba el triunfo de Argelia en la Copa de África de fútbol. Al menos otros dos jóvenes resultaron heridos de gravedad

de la joven saharaui Sabah Otman Hameida "Njourni"Marruecos no ha sido capaz de digerir su eliminación de la Copa de África de fútbol por la selección de Benin y ha descargado toda su rabia contra la población saharaui.  Los actos preparados en el Sáhara Occidental ocupado para celebrar su pase a los cuartos de final, incluidos colonos marroquíes vestidos con indumentaria saharaui, se quedaron en agua de borrajas el pasado 5 de julio, al no ser capaz la selección marroquí, una de las favoritas para el triunfo final en el campeonato, de superar en la tanda de penaltis a la modestisima selección del occidente africano. A la frustración marroquí se unía la alegría contenida de la población saharaui por la derrota del ocupante y la más declarada  por la presencia de Argelia, el país de acogida del exilio saharaui, en la final del campeonato.

Con estos antecedentes, la final entre Argelia y Senegal, se presumía tensa en las ciudades saharauis bajo ocupación marroquí.

Según informa la agencia Equipe Media, en las horas previas a la final, celebrada en El Cairo a las 21:00 del pasado viernes, 19 de julio, “las fuerzas represoras marroquíes ocuparon con vehículos militares la mayoría de las grandes vías de El Aaiún. Entre los vehículos se contabilizaron cisternas de lanzamiento de agua a presión, coches de policía y camiones militares, que se situaron estratégicamente alrededor de la cafetería donde se concentraba la mayor parte de los saharauis que disfrutaban de la fiesta grande del fútbol africano”.

A la conclusión del partido, cientos de saharauis salieron a las calles de El Aaiun a festejar la victoria de Argelia, en un acto que tenía mucha más carga política que deportiva. El grito “¡un, deux, trois, vive l’Algérie!” de cientos de gargantas saharauis, iba mucho más allá de una simple manifestación de alegría  por el triunfo de una selección de fútbol que, al fin y al cabo tampoco es la suya, aunque sí la del país que les acoge desde 1975 y que les viene prestando apoyo decidido desde entonces. Y ese grito fue el detonante para la carga de las fuerzas de ocupación marroquíes que utilizaron para ello una fuerza desproporcionada, con el uso de cañones de agua a presión, balas de gomas y vehículos que embestían contra la multitud, causando la muerte por atropello de la joven saharaui Sabah Otman Hameida “Njourni” y heridas de gravedad a Otman Cheikh Saffar y Ahmed al-Rugaibi. Además, según informa igualmente EM,” decenas de personas fueron detenidas durante la carga sin que, hasta el momento, se conozcan detalles sobre su estado de salud o de su paradero”.

Ante estos hechos, Cantabria por el Sáhara y Alouda Cantabria

Condenamos enérgicamente el asesinato de Sabah Otman Hameida “Njourni” por las fuerzas de ocupación marroquíes, así como la infinidad de heridos, dos de ellos graves, causados por su desproporcionada y violenta intervención contra la población saharaui que celebraba la victoria de Argelia en la Copa de África de fútbol la noche del pasado viernes, 19 de julio.

Rechazamos categóricamente el término “muerte accidental” utilizado por la agencia oficial marroquí (MAP) y replicada por algunos medios de comunicación, ya que la represión ejercida por las fuerzas de ocupación marroquíes no tiene nada de accidental y sí de sistemática. Y en esa represión sistemática se enmarca la muerte de Sabah y las heridas de gravedad de los otros dos jóvenes.

Denunciamos el tratamiento informativo dado a estos hechos por algunos medios de comunicación que han optado por la versión de la agencia de prensa oficial marroquí (MAP) o directamente por el silencio más absoluto.

Exigimos al Gobierno de España que intervenga ante el Reino de Marruecos solicitando una investigación veraz y objetiva sobre la intervención de las fuerzas marroquíes que finalizaron con la muerte de la joven saharaui y con un elevado número de heridos, algunos de gravedad.

Exigimos igualmente al Gobierno de España la paralización de la venta a Marruecos de armamento y material antidisturbios susceptible de ser utilizado en actuaciones represivas contra la población civil saharaui.

Urgimos a la ONU, a la UE y especialmente a los gobiernos de España y Francia, ambos con una gran responsabilidad en el conflicto que mantiene al pueblo saharaui en el exilio o bajo la ocupación marroquí, a que intervengan decididamente para hacer respetar la Declaración Universal de los Derechos Humano, dotando a la MINURSO de competencias en esta materia,  y para hacer cumplir las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU encaminadas a la celebración del referéndum de autodeterminación.

Solicitamos a ayuntamientos, parlamentos, gobiernos autonómicos y otras instituciones públicas que a lo largo del verano han recibido o van a recibir a los niños y niñas saharauis del programa Vacaciones en Paz, que condenen públicamente la violenta represión ejercida contra la población saharaui residente en el Sáhara Occidental Ocupado por Marruecos.

Solicitamos a organizaciones sociales, política y sindicales que se sumen a la condena del régimen de ocupación marroquí del Sáhara Occidental que tanto sufrimiento viene generando a la población saharaui desde hace más de 43 años y asuman como propio este comunicado que hacemos público en Santander, a 21 de julio de 2019.




¿Te ha interesado esta noticia?

¡¡ Suscríbete a los boletines de CEAS - Sahara !!

Ayúdanos a difundir en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print