Menú

Niños y niñas saharauis de Vacaciones en Paz en Cantabria disfrutan del surf en Laredo

La jornada, organizada por Cantabria por el Sáhara y el Atlántic Club Center, contó con la colaboración del ayuntamiento de Laredo y comercios pejinos.

dos niños saharauis practicando SurfDecir Laredo, playa y surf y ver dibujarse una sonrisa en la cara de los “veteranos” es todo uno. Ellos son los encargados de levantar expectativas entre los novatos. Hablamos de la jornada de convivencia de los niños y niñas saharauis y las familias de acogida del programa Vacaciones en Paz gestionado por Cantabria por el Sáhara. Una jornada que este pasado domingo, 14 de julio, cumplía su novena edición y que desde 2011 ha venido girando en torno a la práctica del surf en la Playa Salvé de Laredo, indisolublemente unida a Braulio y a su escuela del Atlántic Surf Center.

Y si a los niños se les dibuja una sonrisa, padres y madres sienten también una sensación de cierto relajo pues ese día no hay que hacer comida, ya que el ayuntamiento de Laredo invita a paella.

Precisamente fue la alcaldesa de Laredo, Charo Losa, acompañada de varios miembros de su equipo de gobierno, la encargada de dar la bienvenida a las más de ciento ochenta personas participantes en la jornada. Una bienvenida en la que manifestó el compromiso del consistorio pejino con la causa saharaui y agradeció a Cantabria por el Sáhara y a las familias de acogida el ejemplo que dan a la sociedad con su gesto solidario.

Cantabria por el Sáhara da las gracias a las personas e instituciones que nos han ayudado a hacer posible esta novena edición de SURF EN LAREDO: Al Atlántic Surf Center, a Mario y sus monitores, al Ayuntamiento de Laredo, a La Huerta Pejina, a FERCAS, a Super Coviran Las dos Bes y a Restaurante la Muralla

Momentos como los vividos ayer y a lo largo de las ediciones anteriores, compensan sobradamente el intenso trabajo que desde hace meses, llevamos a cabo para hacer posible el programa: risas, juegos, emociones a flor de pie. Y es que verles disfrutar no tiene precio. Y, aunque solo sea por un momento, casi llegamos a olvidar de dónde vienen y por qué están allí.

Pero la realidad es tozuda, y en seguida nos volvemos a cuestionar por qué después de 43 años el pueblo saharaui sigue dividido entre los campos de refugiados de Tinduf y los territorios del Sáhara Occidental bajo ocupación marroquí, por qué estos niños y niñas no pueden disfrutar de las playas de su país, por qué los padres y las madres saharauis se están perdiendo estos momentos vividos por sus hijos e hijas,…




¿Te ha interesado esta noticia?

¡¡ Suscríbete a los boletines de CEAS - Sahara !!

Ayúdanos a difundir en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print