Coordinadora estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara

por la autodeterminación e independencia del pueblo saharaui

El movimiento solidario ante la reunión de alto nivel de los Gobiernos de España y Marruecos

logo_relieve (1) (1) (1)

Debería ser absolutamente normal que Gobiernos de dos Estados vecinos se reúnan, en este caso al más alto nivel, para tratar temas bilaterales de mutuo interés. Pero, las relaciones entre los Gobiernos de España y Marruecos se pueden calificar de cualquier manera, excepto de normales.

El Sáhara Occidental es un Territorio No Autónomo, pendiente de descolonización, tal y como reiteran las resoluciones de la ONU. Un territorio distinto y separado de Marruecos, según, entre otras, la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Marruecos, como potencia ocupante, recurre a las mismas prácticas y métodos empleados por el colonialismo y el régimen del Apartheid, al imputar infundadas acusaciones a los movimientos de liberación y sus líderes históricos, con el claro fin de desviar la atención de los crímenes que Marruecos sigue cometiendo contra el pueblo saharaui.

España, en su condición de potencia administradora del territorio, tiene la obligación de exigir a Marruecos el cumplimiento del derecho internacional humanitario o, por lo menos, el cese inmediato del uso de vidas humanas como elemento de presión y chantaje permanentes. Existen mecanismos más que suficientes para lograr ese fin, la cuestión radica en que si interesa o no poner en marcha esos mecanismos.

CEAS-Sáhara denuncia de manera categórica los intentos de manipulación que Marruecos pretende llevar a cabo en el territorio ocupado del Sáhara Occidental, sintiéndose legitimado por la ilegal decisión del presidente del Gobierno de España respecto del Sáhara Occidental.

Es por ello, que CEAS-Sáhara insiste en que la decisión del presidente del Gobierno de España, lejos de ayudar a la solución del conflicto, ha animado a Marruecos a seguir en su peligrosa aventura expansionista con los graves riesgos de inestabilidad regional y, sus evidentes consecuencias para España.

En este sentido, CEAS-Sáhara, solicita al presidente del Gobierno de España, volver a la senda marcada por el Derecho Internacional y apoyar sin ambigüedades los procesos llevados a cabo en Naciones Unidas. De lo contrario, seguirá ignorando la legalidad internacional y supeditando las relaciones de vecindad a la vulneración de los derechos humanos del pueblo saharaui.

Igualmente, CEAS-Sáhara, expresa su más profunda preocupación por la situación de los activistas saharauis en los territorios ocupados del Sáhara Occidental que pagan con sus vidas y en el mejor de los casos, con cadena perpetua y estancias abusivas en las cárceles marroquíes sin ninguna garantía procesal, y con la total impunidad de la justicia de ocupación marroquí ya que ningún país le exige el cumplimiento del derecho internacional humanitario. Exigimos también la puesta en libertad inmediata de todos los presos saharauis y la plena observación de los derechos humanos.

CEAS-Sáhara recuerda que es Marruecos quien ha impedido insistentemente que la misión de las Naciones Unidas, MINURSO, esté dotada de un mecanismo para supervisar los derechos humanos y es quien impide a las organizaciones de derechos humanos, a los medios de comunicación y observadores internacionales, a acceder a los territorios ocupados del Sáhara Occidental, que se han convertido, así, en una cárcel colectiva sin ningún contacto con el exterior, y en el que se cometen diariamente las mayores atrocidades contra una población saharaui indefensa.

El régimen de ocupación marroquí no debe seguir pisoteando impunemente la legalidad internacional, condición que le ha permitido cometer atrocidades y le animará a seguir perpetrándolas.

CEAS-Sáhara considera inadmisible que Marruecos juegue con vidas humanas para condicionar posiciones políticas. No se puede ni se debe tolerar estás prácticas. No existe ningún argumento ni excusa, que justifique el uso indiscriminado de seres humanos para lograr fines políticos.

La base jurídica sobre la que se sustenta la causa saharaui es de tal envergadura que explica el grado de desesperación y ansiedad en la que se encuentra Marruecos por mantener la ocupación militar e ilegal del Sáhara Occidental.

Por todo la anterior, CEAS-Sáhara en nombre del movimiento solidario español con el pueblo saharaui, recuerda que SE EQUIVOCAN aquellos que piensan que el pueblo saharaui va a ser víctima del paso del tiempo. La naturaleza de este pueblo, su dignidad y la voluntad del movimiento de solidaridad son la mejor prueba de que los y las saharauis no se rendirán NUNCA.

CEAS-Sáhara

 






¿Te ha interesado esta noticia?

¡¡ Suscríbete a los boletines de CEAS - Sahara !!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.


Ayúdanos a difundir en las redes sociales