Noticias

Jadiyetu El Mohtar: “Pensaba que iba a Perú y no a Marruecos”

jadiyetu barajas

Hoy ha llegado finalmente la diplomática saharaui, Jadiyetu El Mohtar, al aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas donde la han recibido calurosamente un grupo de personas en representación del movimiento solidario con la causa saharaui, así como ciudadanos y ciudadanas naturales de Perú que querían mostrarle su apoyo y la vergüenza que les provoca el comportamiento del gobierno de su país.

Jadiyetu salió desde Madrid el pasado 8 de septiembre con destino a Lima donde debía reunirse con la cancillería, encuentro previamente concertado entre Pedro Pablo Kuczynski y el Secretario General del Frente Polisario y Presidente de la República Árabe Saharaui Democrática, Brahim Gali, cuando se encontraron en la toma de posesión del nuevo presidente de Ecuador, Lenín Moreno que tuvo lugar en Quito en el mes de mayo.

Su sorpresa fue mayúscula cuando aterrizó en el aeropuerto Jorge Chávez de Lima y se encontró con que no le dejaban entrar al país, a pesar de que viajaba con documentación española completamente en regla. Desde ese momento y sin conocer las causas de su retención – se las explicaron una semana después de su llegada – ha permanecido durante 19 días en una Oficina de Migraciones del aeropuerto, donde asegura haber recibido por parte de los funcionarios un trato degradante, así como presiones y maltrato psicológico. No le permitían ni comer ni beber y el pasado sábado, aprovechando que salió de la oficina para ir al baño, sacaron todas sus pertenencias al pasillo donde ha permanecido hasta su deportación, ayer por la tarde. Jadiyetu, asesorada por sus abogados, presentó un habeas corpus pero la han deportado sin esperar la resolución judicial.

 

A su llegada a Madrid hoy a mediodía, cuando se ha dirigido a los medios, una hora después de su llegada – al haber sido deportada ha tenido que pasar por la comisaría antes de salir de la zona reservada al pasaje -, Jadiyetu ha querido denunciar el trato que ha recibido durante todo el tiempo que ha permanecido en el aeropuerto y ha denunciado la violación de sus derechos fundamentales y la burda maniobra de 2 congresistas instigados por la Embajada de Marruecos para evitar su entrada en el país, resaltando además que uno de ellos es el Presidente de la Liga de Amistad con Marruecos.

Pensé que llegaba al Perú, a un país democrático que defiende el derecho de autodeterminación de los pueblos y que respeta los derechos humanos. No pensé en ningún momento que viajaba hacía Marruecos.”, ha declarado Jadiyetu, visiblemente cansada pero animada por el gran apoyo internacional que ha recibido. Además ha aclarado que esto solo ha sido una piedra en el camino y que va a continuar realizando el trabajo que el Ministerio de Asuntos Exteriores de la RASD le encomendó, que no es otro que informar a la sociedad peruana acerca de la situación del pueblo saharaui e intentar reanudar las conversaciones con las autoridades del Perú para que se retomen las relaciones que se congelaron en 1996 durante la gestión del canciller Francisco Tudela por influencia del asesor presidencial Vladimiro Montesinos, ahora juzgado y sentenciado por graves violaciones a los derechos humanos.

La diplomática ha querido agradecer especialmente el apoyo de la sociedad peruana, por la que seguirá trabajando para que el hermanamiento entre la misma y el Pueblo Saharaui vuelva a ser una cuestión prioritaria para el gobierno del país andino, que reconoció a la RASD como “Estado soberano e independiente” en 1984, reconocimiento que es incondicional e irrevocable, según el derecho internacional público.

#TodasSomosJadiyetu