Menú

FiSahara 2019: El cine como herramienta social para conquistar el derecho a un Sahara Libre

Imagen del Publico asistenteLa edición número quince de FiSahara -Festival Internacional de Cine del Sahara- se celebró del 15 al 20 de octubre de 2019 en el campamento de población refugiada saharaui de Auserd (Tinduf, Argelia). Tal cual, en ediciones pasadas, este festival es posible gracias a la colaboración del Ministerio de Cultura Saharaui, la Delegación saharaui para España y de CEAS – Sahara (Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Pueblo Saharaui), quienes organizan el festival desde hace quince años con el apoyo de diversas entidades públicas, privadas y de la sociedad en general.

La temática de este año estuvo dedicada a toda la población saharaui que reside en las zonas ocupadas del Sahara Occidental, quienes diariamente viven una represión brutal por parte del gobierno de Marruecos. Por ello, FiSahara tuvo el placer de contar con la participación especial de Brahim Laajiel, quien viajó desde los territorios ocupados para representar a Equipe Media, agencia de prensa del Sahara Occidental conformada por activistas cuyo trabajo lo realizan clandestinamente en los territorios ocupados por Marruecos. Brahim, además de presentar el último trabajo de la agencia llamado “Heridas Abiertas”, ofreció una conferencia sobre derechos humanos y la brutal represión en los territorios ocupados.

Foto de los premiadosEntre las películas internacionales destacaron Campeones, del director Javier Fesser, que ganó el premio a la mejor película internacional. Diáspora en el Sahara, de Néstor Suleiman, ganó el premio a mejor película de temática saharaui y Heridas Abiertas, de Equipe Media, ganó el premio a mejor película hecha por saharauis.

Los actores del Campeones, Jesús Lago y Alberto Nieto, además de presentar la película, desarrollaron un taller sobre expresión corporal para personas con discapacidad. Esto gracias a la colaboración del Grupo Amás y de la escuela de personas con discapacidad de Auserd. Con ello, FiSahara marca un hito al convertirse por primera vez en una plataforma para la inclusión y la defensa de los derechos de las personas con discapacidad.

Por otro lado, el actor Miguel Ángel Aladrén viajó a los campamentos para presentar con un emotivo discurso la película El Olivo, de la directora Icíar Bollaín. Aladrén recibió un premio de reconocimiento por su participación e implicación en FiSahara.

En esta edición se contó con la actuación especial de Rozalén y Colectivo Panamera, quienes viajaron a Auserd para ofrecer una noche de concierto junto al grupo folclórico musical saharaui de la Wilaya de Auserd. Esta velada musical fue una de las actividades culturales Momento de la actuación de Rozalen y colectivo panamerapreferidas del festival y se logró gracias a una estrecha colaboración entre FiSahara y Un Micro Para el Sahara.

Otro hito del festival fue la labor de los alumnos de la Escuela de Formación Audiovisual Abidin Kaid Saleh (en adelante EFA), quienes en esta XV edición -y por primera vez- montaron la agencia de comunicación del FiSahara 2019, desde donde se crearon los contenidos necesarios para difundir el festival a nivel nacional e internacional, teniendo un alto impacto mediático. Precisamente en la EFA es donde se forman los jóvenes saharauis y donde se viene creando las bases de la cinematografía del Sáhara Occidental.

El programa se completó con un desfile saharaui y una ceremonia oficial, con una exposición sobre la vida y la cultura saharaui, con visitas a instituciones culturales como la Escuela de Cine y la Escuela de Arte, y con un taller de fotografía estenopeica.

Con ello se puede decir que FiSahara logra su objetivo un año más, que es llamar la atención de la comunidad internacional a través del cine sobre la “grave situación” que se vive en las ciudades del Sáhara ocupado y en los campamentos de personas refugiadas.

Fisahara es un proyecto estratégico, político-cultural, que intenta visibilizar la causa saharaui. Sobre todo, el principal objetivo es emplear el cine, la música y la cultura para denunciar un conflicto ante la opinión pública. Otro de los objetivos es que la población saharaui encuentre en el cine una vía de desarrollo, una vía para defender y ejercer sus derechos y reforzar su identidad nacional.

 




¿Te ha interesado esta noticia?

¡¡ Suscríbete a los boletines de CEAS - Sahara !!

Ayúdanos a difundir en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print