Carta al director del periódico ‘la Razón’, Francisco Marhuenda, en relación a una noticia falsa publicada el 1 de julio de 2018 y firmada por el periodista Javier Fdez. Arribas.

Muy señor mío,

Me dirijo a usted para llamar su atención sobre la noticia publicada en su diario ‘La Razón’, sección de internacional, el día 1 de julio 2018, titulada ‘la cuestión pendiente del Sahara Occidental’ firmada por el periodista Javier Fdez. Arribas.

https://www.larazon.es/internacional/la-cuestion-pendientedel-sahara-DA18909291

Sin pretender entrar en dar lecciones de ética u otros valores de la noble profesión periodística, lo que sorprende en la mencionada noticia no es la absoluta falsedad ‘ipsum’, sino la mala intencionalidad para desprestigiar a unos y favorecer a otros a base de calumnias y mentiras absolutas (…).

Desde el primer párrafo se percibe la mala intencionalidad del autor al escribir una falsedad histórica con el objetivo claro de desprestigiar a uno de los bandos de este conflicto, favoreciendo al otro cayendo en su simple y falsa propaganda, al escribir textualmente ‘…al movimiento independentista saharaui Frente Polisario que se había levantado en armas contra el Gobierno de Rabat, al que disputaba la soberanía de la ex colonia española del Sahara
Occidental.’

Es archiconocido por un periodista del calibre del tal Javier Fdez. Arribas e indiscutible a estas alturas, por ser historia reciente, que el F. Polisario ni se levantó en armas contra Rabat, sino todo lo contrario puesto que el régimen del Hassan II fue quien agredió y ocupó por las armas al territorio del Sahara Occidental, ni tampoco disputó la soberanía del territorio a Marruecos, simplemente porque a quien no le pertenece una cosa no se le puede disputar (…)

El autor con la sutileza de un zorro que pretende dañar sin ser detectado, subtitula su noticia con la venenosa ‘versión’ de ‘El frente Polisario, vinculado a grupos terroristas’. Intentando justificar su falsa afirmación recurriendo a la misma calumnia y el absurdo que utilizó Marruecos para lanzarse a los brazos de sus amos, tomando la decisión de cortar las relaciones con Irán alegando ‘la existencia de relación con el Polisario a través de la milicia libanesa de Hizbualah’ (…). Dicha alegación sorprendió en círculos occidentales, tanto de sus poderosos servicios secretos como de sus afinados diplomáticos por su falsedad y la forma chapucera que utiliza el régimen marroquí para hacer
diplomacia.

El autor continua con su falta de rigor desenmascarándose y desinformando al escribir: ‘El conflicto del Sáhara tuvo para Marruecos un punto de inflexión relevante a finales de abril con la resolución 2414 de Naciones Unidas que rechaza cualquier ruptura del statu quo territorial en el Sáhara tras el asalto del Polisario a posiciones de Guerguerat y Bir Lahlou, zonas exteriores a los muros construidos por Marruecos, y exige su retirada.’

Al escribir esto, el autor desinforma falseando el contenido de la resolución 2414, puesto que el statu quo territorial que rechaza dicha resolución, es la situación de ocupación que sufre el territorio  en su totalidad por el ocupante marroquí y no la presencia y control total – que él llama asalto – del Polisario en las mencionadas posiciones (…).
Señor director, lo más alarmante y grave en esta supuesta noticia, no es la desinformación basada en la falsedad, la falta de rigor, el afán de convertir a la noble profesión de periodista en un simple mercenario de la pluma, ni tampoco convertir su periódico en un simple rollo de papel de ‘fake news’. Pero más bien, que usted y su periódico se vean envueltos continuamente en batallas judiciales que pierden, conduciéndoles al desprestigio profesional y ético totales, y por tanto a la ruina económica como moral.

Esto le puede sonar a una infundada amenaza si su periodista, el tal Javier Fdez. Arribas, no hubiera desprestigiado a los autores Nils Duquet y Kevin Goris del informe ‘Firearms acquisition by terrorists in Europe’ Research findings and policy recommendations of Project SAFTE. Al poner en su boca la falsedad de que ‘el Frente Polisario está relacionado con la compra de armamento para grupos terroristas’.

De hecho, su periodista no solo difama y desprestigia con macabras calumnias y falsedades al frente Polisario, único y legitimo representante del pueblo saharaui reconocido por las NN.UU como tal y como gobierno del estado del RASD miembro de pleno derecho en la Unión Africana, sino que deshonra y desacredita a unos profesionales de la investigación académica como los mencionados autores del informe ‘Project SAFTE’, cuando en realidad, la palabra Polisario o saharaui o cualquier otro calificativo que se pueda entender como Frente Polisario, brilla por su ausencia en dicho informe que el periodista Javier Fdez. Arribas utiliza para argumentar sus blasfemas y graves como
infundadas acusaciones.

Señor director, le ruego en nombre del buen periodismo y del rigor informativo, invitar u ordenar al autor de la indicada noticia acogerse a la legislación actual (Ley Orgánica 2/1984, de 26 de marzo) reguladora del Derecho de Rectificación y mas que disculparse, que por lo menos rectifique la información que publicó en su periódico el 1 del presente.

Ray Mesaud
Ciudadano indignado con la falsedad periodística