Bruselas acepta la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental

La UE y Marruecos pretenden aprobar un nuevo acuerdo pesquero que incluyan los caladeros del Sahara Occidental, en contra de las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, de diciembre del 2016 y febrero del 2018, que han establecido que “que Marruecos y el Sahara Occidental son Territorios distintos y separados, en virtud de la Carta de las Naciones Unidas y del principio de autodeterminación de los pueblos.

LOGO_ceas_sahara_El precedente es la ampliación del Acuerdo de Asociación UE-Marruecos al SO, o acuerdo comercial, que propone incluir las nuevas inversiones y la exportación de la explotación de los Recursos Naturales del Sahara, reduciendo de esta forma las barreras arancelarias para su exportación.

Dicen que el objetivo de las nuevas disposiciones y mejoras es “maximizar los beneficios para la poblaciones locales afectadas”.

Dicen haber consultado “ampliamente” a las partes interesadas…?? a las ONG que han creado rápidamente, relacionadas únicamente y directamente con el Gobierno Marroquí, con numerosos intentos de socavar el status legal del Frente Polisario, representante legítimo del pueblo saharaui, y así decir que esos “representan” a las “poblaciones locales”…qué VERGÜENZA!!

Par justificar esta ilegalidad, dicen que se comprometen a organizar “consultas adecuadas” a las poblaciones saharauis y de “evaluar” sus efectos y beneficios económicos. Hacer consultas, no equivale a obtener su consentimiento. En la Sentencia C-104/16 P del 21 de diciembre de 2016, en el párrafo 10, el Tribunal aclara que el asunto no es determinar si una determinada actividad económica sería favorable o no a la población saharaui, sino exclusivamente saber si el representante del pueblo saharaui ha dado su consentimiento, el Frente Polisario, así considerado en aplicación de la Resolución 34/37 de la Asamblea General de Naciones Unidas y en la firma del alto el fuego entre las dos partes contendientes en septiembre del 1991.

El Consejo de Europa no puede proponer la ratificación de este nuevo Acuerdo entre la UE y Marruecos, porque para más de 90 organizaciones de la sociedad civil del Sahara Occidental ocupado por Marruecos, han expresado su rechazo, y por supuesto para el representante legítimo del pueblo saharaui el FPolisario.

De igual forma, la Sentencia del Tribunal de Justicia de la UE publicada el 27 de febrero de 2018, establece con claridad que “el territorio del Sáhara Occidental NO forma parte del territorio del Reino de Marruecos” y que por tanto el Acuerdo de Pesca propuesto a su ratificación por el Parlamento Europeo y el Parlamento Marroquí, “no es aplicable al Sáhara Occidental ni a las aguas adyacentes a éste”.

El Gobierno de Marruecos celebra el nuevo Acuerdo pesquero, por ser aplicable en el Sahara Occidental, tras los fallos del TJUE, que excluyó claramente las aguas de este territorio del pacto, y sostiene que además, los beneficios políticos de este Acuerdo pesquero, son más importantes que los económicos, y le servirán para defender su tesis sobre la marroquinidad del Sahara Occidental. Marruecos dijo desde el principio que no admitiría un Acuerdo que separase las costas del Sahara del resto de las aguas marroquíes. Su soberanía sobre las aguas adyacentes, donde se pesca más del 90% de las capturas de la flota pesquera europea, y lo espera conseguir con este nuevo chantaje.

Hasta ahora no hay ningún Estado que reconozca la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental pendiente de un proceso de descolonización, aunque algunos Gobiernos de la UE, actúan en la práctica como si este territorio perteneciera a Marruecos. Esto es inaceptable desde el punto de vista del respeto a la legalidad internacional y a la aplicación de las Resoluciones de Naciones Unidas, y perjudican y obstaculizan los esfuerzos del Secretario General de la ONU, en el proceso de negociaciones sin condiciones previas, que propugna su enviado personal el seños Horst
Kóler.

Desde CEAS Sahara, hacemos un llamamiento a todas las fuerzas políticas y sociales, a los y las Eurodiputadas del Parlamento europeo, a las administraciones públicas del Estado español, en cualquiera de sus niveles, y a las empresas españolas y europeas que operan en el territorio, a no participar en este Acuerdo ilegal e injusto y evitar así consecuencias que agrave mas este conflicto.

LA ÚNICA VÍA LEGAL DE NEGOCIAR ACUERDOS RELATIVOS AL SÁHARA OCCIDENTAL ES A TRAVÉS DEL CONSENTIMIENTO DEL PUEBLO SAHARAUI, EXPRESADO POR SU REPRESENTANTE RECONOCIDO POR NACIONES UNIDAS, EL FRENTE POLISARIO.

Madrid 22 de julio 2018


¿Te ha interesado esta noticia?

¡¡ Suscríbete a los boletines de CEAS - Sahara !!

[Total: 0 Porcentaje: 0]