Declaración con motivo del 44 aniversario de la RASD y ante la nueva traición al pueblo saharaui

CEAS-Sahara

Declaración de CEAS-Sahara con motivo del 44 aniversario de la República Árabe Saharaui Democrática

Ante la nueva traición al pueblo saharaui

 

 

CEAS-Sahara muestra su apoyo y solidaridad con el Pueblo Saharaui en el 44 aniversario de la proclamación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).  en Bir Lehlu, en medio de la guerra que el Frente Polisario libraba contra Marruecos. En defensa  de su tierra, por sus derechos, por su dignidad.

El  27 de febrero 2020, en su 44 aniversario, felicitamos al pueblo saharaui y reconocemos la dignidad y el coraje con la que sigue defendiendo su derecho a vivir en su tierra, a tener su estado independiente, y a desarrollarse en paz y libertad.

Asimismo, recordamos que la proclamación de la República Árabe Saharaui Democrática en 1976 se hizo un día después de que el Estado español pusiera fin a su presencia colonial de casi un siglo, haciendo una “vergonzosa entrega” del territorio a Marruecos y a Mauritania. Por ello, subrayamos que la responsabilidad del Estado español sigue vigente y que ésta no terminará hasta que el pueblo saharaui pueda decidir libremente su futuro en un referéndum de autodeterminación, tal y como señala la Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Mientras llega el momento en que se haga justicia, continuaremos fortaleciendo nuestra amistad y solidaridad con un pueblo que está demostrando al mundo, con muchas dificultades e inmensa dignidad, que la RASD es un Estado soberano, justo y democrático.

Desde sus inicios, la lucha del pueblo saharaui fue, es y será, no solamente una lucha justa, sino también una lucha legítima. Así es hoy y así seguirá siendo, porque se basa en los principios básicos de autodefensa, y en el derecho que asiste a cada pueblo de defenderse con todos los medios a su alcance, frente al que invadió y ocupa por la fuerza su tierra ilegalmente, frente a quienes violan sistemáticamente los derechos humanos de un pueblo que se manifiesta de forma pacífica, y en contra de todas las Resoluciones de Naciones Unidas y de la Unión Africana.

En esta conmemoración del 44 aniversario, queremos denunciar la actuación del Gobierno de España tras la reunión mantenida el pasado 21 de febrero por la Ministra saharaui de Asuntos Sociales y Emancipación de la Mujer, Suilma Beiruk, y el Secretario de Estado español de Derechos Sociales, Nacho Álvarez.

Con posterioridad a esta reunión la Ministra de Exteriores reconocía a través de su cuenta de Twitter la llamada de su homólogo marroquí, Nasser Bourita, expresando que “los artículos publicados no reflejan la posición del gobierno y que la política de España sobre el Sahara Occidental no ha cambiado, ya que es política de Estado”.

Para mayor vergüenza, el vicepresidente del gobierno, Pablo Iglesias, explicaba que “la reunión de su Secretario de Estado con la ministra saharaui la organizó la ONCE, y su único objetivo era tratar una colaboración con personas invidentes”. Es cierto que “la política exterior la marca el Ministerio de Asuntos Exteriores” por mucho que nos duela, pero también es cierto que el Vicepresidente Iglesias podía, al menos, como Unidas Podemos, haber aclarado y recordado la injusticia que se está cometiendo hacia este pueblo desde hace mucho tiempo, y en donde el Estado español sigue siendo responsable de esta violación permanente de los Derechos Humanos.

Hoy más que nunca nos enfrentamos a unos momentos decisivos, y debemos estar alertas de las maniobras y campañas que se están haciendo en contra de la justa lucha y resistencia del pueblo saharaui y su legítimo y único representante el Frente Polisario.

Hoy más que nunca exigimos al Gobierno español que se asuma sus responsabilidades para con el Sahara Occidental y se posicione de lado de la legalidad internacional, permitiendo que el pueblo saharaui pueda llevar a cabo el referéndum de autodeterminación según dictan las resoluciones de NNUU y de la Unión Africana.

Creemos que es el momento de pedir con contundencia al Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, a que asuma su responsabilidad y garantice que se cumple con la aplicación del Plan de Paz aceptado en 1991 por el Frente Polisario y Marruecos para que el pueblo saharaui pueda decidir libremente su futuro.

¡¡VIVA LA REPÚBLICA SAHARAUI!!




¿Te ha interesado esta noticia?

¡¡ Suscríbete a los boletines de CEAS - Sahara !!

Ayúdanos a difundir en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print