Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
Por la paz en el Sáhara Occidental

Ricardo Sánchez-Serra | 29/08/09

Ricardo Sánchez-Serra En uno de los últimos intentos para traer paz y seguridad al Sahara Occidental, el nuevo enviado personal del secretario general de las Naciones Unidas para el Sahara, embajador Christopher Ross, convocó en Dürnstein (Austria) a una reunión informal entre el Frente Polisario –representante del pueblo saharauí– y Marruecos.

Según trascendió, la reunión se realizó en un ambiente de sinceridad, compromiso y respeto mutuo, muy distante a los debates en Manhasset (Estados Unidos de América) hace 18 meses, en donde el clima fue frustrante y hostil. A la conferencia también asistieron las delegaciones de Argelia y Mauritania, las cuales participaron en las sesiones de apertura y clausura, además de ser consultadas por separado.

Uno de los acuerdos del certamen –que responde a la exhortación formulada por el Consejo de Seguridad de la ONU para reanudar las conversaciones– fue proseguir las negociaciones presurosamente, para evitar el agravamiento del conflicto, que amenaza con una guerra en el Magreb, debido a la falta ya de paciencia del pueblo saharauí, después de 34 años, desde que la Corte Internacional de Justicia de La Haya dictara sentencia en el sentido de que Marruecos no tiene ninguna ligazón territorial con la región saharauí –la comunidad internacional no la reconoce como territorio marroquí– y tampoco se celebra un referéndum de autodeterminación, amparado desde 1991 por la ONU.

Las diferencias de fondo se encuentran en que Marruecos postula un referéndum que incluya la anexión a su territorio o una autonomía bajo su soberanía para el Sahara Occidental, mientras que el Polisario demanda la convocatoria de un referéndum que incluya ambas opciones, más la alternativa de la independencia.

Los saharauíes reclaman también la intervención de España, como potencia colonialista, aún reconocida por la ONU y Francia, una llave en el Consejo de Seguridad. Asimismo, existe la preocupación por la explotación de los recursos naturales en el otrora Sahara Español y que el Polisario exige se encuentre bajo la vigilancia de la Misión de Naciones Unidas para el Referendo en el Sahara Occidental (Minurso), más la observancia y la protección de los derechos humanos.

El peruano