Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
Respuesta al Ministro de Exteriores a propósito de su reciente entrevista en El País

Lunes, 23 de enero de 2012.

Ante las declaraciones del Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, en el diario "El País" del domingo 22 de enero, siendo esta su primera entrevista a un medio escrito, queremos manifestar nuestra sorpresa y decirle al nuevo Ministro:

Que dichas declaraciones al referirse a la posición del actual Gobierno sobre el contencioso del Sáhara Occidental, contradicen las anteriores hechas por miembros destacados del Partido Popular. En particular, las emitidas por el Secretario de Relaciones internacionales y Jefe de Gabinete del Presidente de Gobierno actual Jorge Moragas (El País del 28/8/2011), en las que defendía "Nuestra posición es la que ha aprobado el Congreso recientemente, que se remite a la legalidad internacional y contempla evidentemente la celebración de un referéndum de autodeterminación. Y esta solución debería ser aceptada y negociada por las dos partes: Marruecos y el Polisario. Lo que fue absurdo es abandonar el principio de la neutralidad activa, que hunde sus raíces en los albores de la transición, como hizo Zapatero nada más llegar el poder cuando, a la salida del palacio de El Elíseo, dijo que en seis meses se iba resolver el problema del Sáhara. Él se alineó con las tesis francesas, más cercanas a las marroquíes, mientras que nuestra idea es volver a esa posición centrada, moderada y ajustada a la legalidad internacional. Tenemos una responsabilidad histórica que nos obliga a no mirar hacia otro lado".

Igualmente, dichas declaraciones contradicen la postura mantenida por el Partido Popular en muchas declaraciones en el Congreso de los Diputados y en el Senado, en particular las del actual Presidente de la Cámara Alta, Don Pío García Escudero, cuando declaraba, "No se puede aceptar que las relaciones con Marruecos –cuya importancia estratégica para España debe valorarse y subrayarse, en cuanto que es una de las prioridades de nuestra política exterior- se usen como pretexto para encubrir y silenciar una situación y unos hechos que desafían y conculcan los más elementales derechos humanos y las normas básicas del derecho internacional. No es admisible que se esgrima la defensa de los intereses españoles en Marruecos –que sin duda es necesario defender- como excusa o pretexto para adoptar un silencio cómplice ante las graves violaciones de los derechos humanos que se están produciendo en el Sahara Occidental".

No entendemos a qué viene ahora esta "ambigüedad controlada", declaraciones sin contenido, poco claras, olvidando lo que recoge su programa electoral "sobre la Responsabilidad histórica del Estado español". Mal empezamos Sr. García-Margallo; solo recordarle que la MINURSO no es solo la [Misión de la ONU para el Sáhara Occidental], como aparece en la redacción de su entrevista, hablemos mejor de su nombre completo: Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental. No le dé miedo hablar claro, diga que la solución a la libre autodeterminación del Pueblo Saharaui se debe ejercer, según el Derecho Internacional, a través de un referéndum en el que una de las opciones sea la independencia, por supuesto.

El Estado español continúa siendo responsable legal de esta tragedia. Mientras el pueblo saharaui no pueda decidir libremente su futuro, España seguirá siendo responsable moral y políticamente del sufrimiento y de la violación permanente de los derechos humanos en el Sáhara Occidental. Por ello hemos solicitado al nuevo Gobierno español, presidido por D. Mariano Rajoy que, haciendo suyo un clamor social y político mayoritario, impulse activamente un proceso que le posibilite al Pueblo Saharaui ejercer su derecho a la libre determinación, y de este modo, contribuir a una paz justa y duradera y a la estabilidad en el Magreb. Todavía no perdemos la esperanza.

José Taboada Valdés

Presidente de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara.