Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
La protesta del Sáhara Occidental (EL PAÍS: Cartas al Director)

JOAQUIM MIGUEL PUJALS - Vilanova i la Geltrú, Barcelona | 05/11/10

¿En qué país mínimamente democrático se rodea con fuerzas policiales y militares a unos ciudadanos que protestan pacíficamente por la razón que sea ¡y en medio del desierto!, se les amedrenta con vuelos rasantes de helicópteros, se impide la entrada de alimentos y agua a su campamento, se llega a disparar a un vehículo que se salta uno de esos controles (matando a un chaval de 14 años), se impide la cobertura de los hechos por parte de la prensa y se prohíbe la visita a los manifestantes de delegaciones oficiales extranjeras? En ninguno.

Marruecos, pese a los grandes dispendios en propaganda que tratan de ocultarlo, dista todavía mucho de ser democrático. Y, lo que es peor, impone su absoluto desprecio de los derechos humanos a un territorio en proceso de descolonización según la legalidad internacional que ocupa por la fuerza desde 1975 y en el que impide que se lleve a cabo un referéndum de autodeterminación aprobado por la ONU hace casi 20 años, mientras explota unos ricos recursos naturales que no le pertenecen. Todo ello ante la más absoluta pasividad de la comunidad internacional. Y por supuesto de España, responsable en gran medida de todo este estado de cosas.

EL PAÍS