Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
Observadores españoles actúan de “escudos humanos” en el retorno de activistas saharauis participantes en la Conferencia Internacional de Argel


-  La presencia de observadores internacionales ha sido todo un éxito, al no existir detenciones ni intervención violenta por parte del numeroso contingente de las fuerzas de ocupación marroquíes que esperaba la llegada de los y las activistas saharauis.

Al finalizar la Conferencia Internacional sobre el Derecho de los Pueblos a la Resistencia: El caso del Pueblo Saharaui, celebrada en Argel, 17 personas, en su mayoría españoles asistentes a dicha conferencia, decidieron acompañar en calidad de observadores voluntarios a los y las 74 activistas saharauis que regresaban al Sáhara Occidental ocupado por Marruecos, al objeto de garantizar su integridad física y su seguridad durante el viaje de retorno a sus casas en la capital, El Aaiún.

Se prepararon tres grupos para regresar desde Argel a El Aaiún. Los 26 primeros activistas acompañados por siete observadores, salieron sobre las 12 h. del día 27 de septiembre, con destino a Casablanca (Marruecos), para desde ahí volar hasta El Aaiún. Según nos ha ido relatando nuestro compañero Santiago Jiménez, miembro de la Permanente de CEAS-Sáhara, que acompaña a este primer grupo junto a Willy Toledo y otros amigos, su llegada al Aeropuerto de El Aaiún, se produjo en torno a las 20:30 h. A las 20:45 h. nos informa que en el control de pasaportes, los activistas rellenaban las casillas de “destino” y “nacionalidad” en el control de acceso con Sáhara Occidental y Saharauis sin ser molestados por ello (como sí lo fue Aminetu Haidar, que le costó la expulsión a Lanzarote por la que emprendió la huelga de hambre de 32 días). Sólo a Sultana Haya le requisaron el pasaporte, lo que produjo una retención en la salida de todo el grupo, hasta que Sultana recuperó dicho documento.

Tras un tenso debate con la policía de aduana marroquí de El Aaiún, concretaron que le darían el pasaporte a Sultana si accedía a quitarse una pulsera de tela con la bandera Saharaui que llevaba en la muñeca, a lo que Sultana se negó, conminando a los agentes a que se la quitaran ellos. Durante el debate con la policía, se acordó que mientras se solucionaba el asunto de Sultana, la mayor parte del grupo de activistas saharauis y observadores, entre los que se encontraba Santiago, saliesen a la sala exterior del aeropuerto mientras que Carmelo Ramírez, Willy Toledo y Nana Afari, se quedaban con Sultana.

En una de las comunicaciones con Santiago Jiménez, a las 23:30 h., nos informó que la policía marroquí ordenaba al grupo que se encontraba en la sala que debería salir del Aeropuerto, o de lo contrario sería expulsado a la calle por los antidisturbios, preparados al efecto. Los activistas se negaron a salir, pues en las negociaciones para salir del interior a la sala exterior del aeropuerto, en ningún momento asumieron salir a la calle sin que les acompañara Sultana y el resto de compañeros que estaban dentro.

A la 01:00 h. de la noche, tras serle arrancada violentamente de la muñeca de Sultana la pulsera con la bandera saharaui, le fue devuelto su pasaporte y de nuevo se reunió con todo el grupo que salió desde Argel, al que se unieron 8 nuevos observadores llegados a El Aaiún desde Las Palmas, procedentes de Madrid, Asturias y Canarias.

Fuera, en la calle, se concentraba un fuerte contingente de fuerzas de la seguridad marroquí, entre antidisturbios, gendarmes de paisano, uniformados y militares, que sumaban más de 200 efectivos que les esperaban.

Ya en la calle y acompañados por familiares y amigos, los activistas fueron regresando a sus casas sin más incidentes. En el domicilio de Brahim, uno de los más conocidos activistas de los 26 que regresaban y a la que también llegaron parte de los observadores, se encontraron la casa cercada por la policía, para impedir que otros amigos y compañeros saharauis pudieran acceder a su interior y tomar contacto con ellos.

Finalmente y sobrepasadas 02:00 de la mañana, los observadores fueron acomodándose en diferentes casas de los y las activistas saharauis para pasar la noche.

El fuerte despliegue policial y militar en las inmediaciones del Aeropuerto y calles de El Aaiún ocupado, mostraba la dimensión de la represión que preveían ejercer las fuerzas de ocupación contra los y las activistas saharauis, aplazada por la presencia de los y las observadores/as internacionales en ese momento.

Hoy día 28, en la mañana, hemos tomado el último contacto con Santiago y Carmelo. Nos comentan que durante la noche no hubo más incidentes y esperarán a mañana día 29 – Huelga General en España-, para recibir al segundo grupo de otros 25 activistas (que también llegaran acompañados en su vuelo) y al jueves día 30 cuando retornará la última comitiva.

- NOTA: Laura Gallego, periodista de Guinguinbali (portal de comunicación especializado en África Occidental y la Macaronesia), forma parte de la misión de acompañamiento y observación de la situación de DDHH a la llegada de los y las activistas saharauis. Recomendamos esta web para conocer de primera mano las últimas noticias de la misión:

http://www.guinguinbali.com