Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
El Gobierno marroquí provoca en Melilla y reprime en El Aaiún
CEAS-Sáhara condena la brutal represión por parte de las fuerzas de ocupación marroquíes en El Aaiún ocupado

La presencia de ciudadanos canarios incrementa la represión en El Aaiún. Por ello, la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara) no sólo condena la persistente represión a la población civil saharaui, sino también a los ciudadanos españoles presentes en el Sáhara Occidental.

JPG - 9 KB
Carmen Roger, activista prosaharaui duramente reprimida por las fuerzas de ocupación marroquíes

La manifestación que en la tarde de ayer protagonizaron catorce activistas canarios en la Avenida Smara de El Aaiún a favor de la defensa de la libertad del pueblo saharaui, ha elevado el grado de represión constante ejecutada por las fuerzas marroquíes. Su objetivo era evidenciar con su presencia la denuncia de la insostenible situación a la que se ven sometidos: postergación del Referéndum, saqueo de sus recursos, violación sistemática de los DDHH…, sin que llegue a oídos de la comunidad internacional, como consecuencia del bloqueo informativo que rodea el conflicto.

Hasta el momento tenemos conocimiento que estos compañeros han sido brutalmente golpeados, detenidos e introducidos en furgones de policía trasladándolos a paradero desconocido; se sabe también que tres familias saharauis han sido golpeadas en el barrio de Hay Linaach, mientras que continúan las manifestaciones en el barrio de Hay Matallah.

La Coordinadora Estatal de Asociaciones de Amistad y Solidaridad con el pueblo saharaui, exige al Gobierno español que de una vez por todas, dé la cara y se comprometa con la liberación inmediata de los ciudadanos y ciudadanas detenidos.

Marruecos protesta por el supuesto maltrato de sus conciudadanos en Melilla, mientras reprime violentamente y sin miramientos a todo aquel que se atreva a denunciar la violación sistemática de los derechos humanos, así como a los observadores internacionales, que quieren con su presencia denunciar el régimen de terror que impera en los territorios ocupados del Sáhara Occidental y acompañar a los saharauis defensores de los derechos humanos.

El movimiento de solidaridad con el pueblo saharaui quiere seguir siendo testigo de la defensa de los derechos humanos en el Sáhara Occidental esperando por parte del Gobierno de España la protección de sus ciudadanos y la exigencia al gobierno marroquí, "considerado amigo y aliado", del fin inmediato de las torturas, desapariciones forzosas, represalias, las coacciones y el régimen de terror que impone a la población saharaui y exigir al gobierno marroquí el respeto escrupuloso de los derechos humanos.