Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
Comunicado ante la visita de l@s niñ@s saharauis del Programa "Vacaciones en Paz" al Ayuntamiento de Santander

AYUNTAMIENTO DE SANTANDER 2010

El 30 de noviembre de 1.995 IU presentó una moción acerca del conflicto del Sáhara en el pleno municipal del Ayuntamiento de Santander para ser aprobada como declaración institucional de todos los grupos políticos y en cuyo texto se proponía lo siguiente:

  1. Reiterar el apoyo y la defensa de la paz para permitir la celebración de un referéndum de autodeterminación en condiciones de libertad y transparencia, con presencia de observadores internacionales, y determinar de este modo el futuro estatus jurídico del Sáhara Occidental y sus habitantes.
  2. Pedir el cumplimiento estricto de las condiciones fijadas por la ONU para el establecimiento de un censo electoral que tenga como base el que hizo la administración española en 1974 y sea, al mismo tiempo, un reflejo adecuado y realista de las variaciones demográficas producidas desde entonces.
  3. Hacer un llamamiento al gobierno español a fin de que, en caso necesario, convoque a las partes en conflicto para superar los obstáculos todavía existentes para el cumplimiento del Plan de Paz y las incite a negociar, de buena fe y con espíritu constructivo, los acuerdos que pudieran facilitar la celebración del citado Referéndum.
  4. Sugerir al gobierno que considere la eventual convocatoria de una Conferencia internacional sobre el Sáhara Occidental y en el caso de que las partes implicadas no consigan bilateralmente llegar a un acuerdo se aplique inmediatamente el Plan de Paz.

Esta moción fue aprobada ese mismo día por unanimidad en este Ayuntamiento.

1.995 fue el primer año que los niños saharauis vinieron a Cantabria gracias al trabajo de la ONG Interpueblos. Ese año fueron 25 y pasaron con nosotros solamente un mes. De su visita surgió la semilla de lo que hoy es Cantabria por el Sáhara: una ONG dedicada principalmente al apoyo político al pueblo saharaui y a su causa, la causa de la justicia y de la libertad de los pueblos a decidir libremente su futuro.

Y hoy 15 años después de la aprobación de este texto volvemos a estar en el mismo lugar reivindicando exactamente lo mismo.

Aquí lo único que ha cambiado son los niños, alguno de estos podría incluso ser hijo de uno de aquellos que vinieron en el verano de 1995 a Cantabria.

Y una cosa más, hoy tenemos que añadir a esa lista de reivindicaciones la del respeto a los DDHH de la población saharaui en la zona ocupada, no porque entonces se respetaran, sino porque no se conocía su situación a pesar de que ya habían desaparecido y muerto cientos de saharauis a manos de las fuerzas de ocupación marroquíes.

También ha cambiado otra cosa para el movimiento solidario con el Sáhara: la credibilidad de nuestros políticos. ¡De todos!

En 1995 gobernaba el partido popular y hoy el socialista. Y antes la UCD y antes dictaba Franco. Es triste tener que decir que a todos ellos el pueblo saharaui les importa lo mismo, o sea, nada.

¿Será que cuando iban al colegio a todos les gustaban las mismas clases? Economía, enriquecimiento rápido, conservación de poltrona, relaciones internacionales fáciles…

Y que cuando tocaba DDHH, justicia, legalidad internacional, comercio justo, y un largo etcétera, se ponían todos malos y al día siguiente llevaban un justificante.

Nadie dice que este conflicto sea fácil de resolver pero sí que requiere firmeza y valentía que otros países como Portugal sí han tenido a la hora de descolonizar legalmente sus colonias.

Y 35 años son demasiados para decidirse por el lado de la justicia y de la libertad.

Si alguien piensa lo contrario lo debería decir mirando a los ojos a estos niños y niñas.