Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
Carmen Fraga afirma que habrá problemas para renovar el acuerdo con Marruecos

EFE - Bruselas | 30/06/10

La presidenta de la comisión de Pesca del Parlamento Europeo (PP), Carmen Fraga (PP), ha manifestado hoy, en una entrevista a Efe, que "habrá problemas" para renovar el acuerdo pesquero entre la Unión Europea (UE) y Marruecos, pues expira en 2011 y no se ven movimientos para su renegociación.

Fraga ha señalado que, a menos de un año de que termine el convenio actual (marzo de 2011), ya se ven "dificultades", entre otros motivos, por las cuestiones relacionadas con el Sáhara occidental.

El pacto con Marruecos -el más importante políticamente en materia de pesca- ofrece licencias para 119 barcos comunitarios, de los que un centenar son españoles; a cambio, la UE paga al año 36,1 millones de euros al país magrebí, una parte para su sector y otra para medidas de desarrollo.

Fraga ha aludido a la petición que la comisaria europea de Pesca, María Damanaki, hizo a las autoridades marroquíes para que le comuniquen cómo han gastado el dinero de la compensación económica percibida de la UE y justifiquen si el convenio ha beneficiado a las poblaciones del Sáhara occidental.

La eurodiputada ha recordado que Damanaki no va a pedir al Consejo de la UE su autorización para renovar el acuerdo pesquero hasta obtener tal información, pero según Fraga, "Marruecos no nos la va a dar".

Fraga ha apuntado que no comparte vincular ese convenio siempre al Sáhara, pues efectivamente, hay un problema con los territorios saharauis. Se deberían dejar de dar ayudas a Marruecos en todos los terrenos y no sólo en el pesquero.

"Si no se renovara (el acuerdo pesquero) las relaciones de vecindad entre la UE y Marruecos iban a seguir, al igual que los 200 millones de euros que les vamos a dar" en ese contexto, según Fraga.

Por otra parte, la eurodiputada ha remarcado que el convenio no se negoció bien respecto a las licencias que benefician a la flota española, pues hay una "infrautilización" de las posibilidades asignadas y la única modalidad empleada totalmente es la pelágica industrial, por flotas de Holanda y de Polonia.

Por ello, Fraga ha abogado por adaptar el convenio pues en el actual se negociaron algunas licencias sin tener medidas técnicas acordes, como ocurrió con la prohibición marroquí de pesca con luces, que afectó a la flota andaluza ó en el caso del arrastre, el tamaño de los buques.

Asimismo, Fraga ha apuntado que en la actual legislatura la Comisión Europea (CE) y el PE son más "verdes", en el sentido de que todos los grupos políticos tienen una tendencia más ambientalista.

Eso, ha añadido, supone a veces ataques a los acuerdos pesqueros por "insolidaridad" de países nórdicos, lo que es injusto, ya que directamente se benefician más unas flotas que otras -como la española o francesa-, pero indirectamente es positivo para todos los europeos porque implican menor dependencia de importaciones, aparte de la ayuda al desarrollo.

Por otra parte, Fraga se ha referido al problema grave de la piratería en Somalia, que afecta a los barcos que faenan en el océano Índico.

En este sentido, cree que se puede mejorar su protección, por ejemplo avisando más a los navíos cuando salen los barcos nodriza de los puertos y ha recalcado que los franceses faenan con más seguridad que los españoles, por la presencia de militares a bordo y no de guardias privados, como es el caso español.

Fraga ha insistido en la legalidad de la flota que acude al Índico, que no tiene otro sitio donde ir y además, contribuye al 60% del PIB de países como las Islas Seychelles, Comoros o Madagascar.

Por otro lado, la europarlamentaria ha criticado la negativa de la comisaria Damanaki a conceder ayudas al desguace, dentro de sus intenciones para la reforma de la Política Pesquera Comunitaria (PPC).

Esto podría suponer, a juicio de Fraga, una "hecatombe" para parte del sector.

Asimismo, ha calificado de "inaceptable" que no se hayan otorgado subsidios al desguace a muchos armadores que los han pedido, entre ellos españoles.

Por ello, ha pedido un fondo comunitario específico, donde todo el mundo pueda acceder a apoyos para el desguace de navíos "sin discriminación".

ABC.es