Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
Una solución para el Sáhara

Francisco J. Orcajo - Burgos | 07/05/10

Estos días hemos leído en EL PAÍS que la ONU ha prorrogado su misión en el Sáhara Occidental. Conviene recordar que la Minurso nació en 1991 para vigilar el respeto del alto el fuego acordado por Marruecos y el Polisario en ese momento ya lejano, y organizar el referéndum de autodeterminación que pondrá punto final al proceso de descolonización del Sáhara Occidental. Entretanto, enarbolar una bandera saharaui o manifestarse pacíficamente en El Aaiún, por ejemplo, son motivos más que suficientes para ser detenido y sufrir torturas.

Así lo denuncian las asociaciones de defensa de los derechos humanos. Así lo evidencia la negativa de Marruecos -que ha contado con el apoyo de Francia- a ampliar el mandato de la misión de la ONU para que vigile el respeto a esos derechos fundamentales del ser humano. Hay quienes no podemos olvidar que el Sáhara Occidental fue colonia española durante casi un siglo y que el último Gobierno de la dictadura entregó a sus habitantes indefensos ante Marruecos y Mauritania en una componenda vergonzosa. Por ello reclamamos al Gobierno español que se posicione de manera firme a favor de la justicia y del derecho internacional.

El País


Un día para el Sáhara*

Hoy, EL PAÍS publica una versión reducida –algo que comprendo perfectamente- de mi opinión sobre el Sáhara. Pero como yo tengo algo más de espacio, he decido subir aquí la versión íntegra.

Estos días hemos leído en EL PAÍS que la ONU ha prorrogado su misión en el Sáhara Occidental. Conviene recordar que la MINURSO nace en 1.991 para vigilar el respeto del alto el fuego acordado por Marruecos y el Polisario en ese momento ya lejano, y organizar el referéndum de autodeterminación que pondrá punto final al proceso de descolonización del Sáhara Occidental.

Un día… ¡solamente un día! para que el pueblo saharaui acuda a las urnas y decida si desea acceder a la autodeterminación o anexarse a Marruecos. No es mucho, ¿verdad. Son palabras recientes de Mohamed Abdelaziz, Presidente de la República Saharaui que expresan de manera meridianamente clara cuál es el anhelo del pueblo saharaui.

Entre tanto, enarbolar una bandera saharaui o manifestarse pacíficamente en El Aaiún, por ejemplo, son motivos más que suficientes para ser detenido y sufrir torturas. Así lo denuncian las asociaciones de defensa de los derechos humanos que desarrollan su actividad en ese territorio. Así lo evidencia la negativa de Marruecos –que ha contado con el apoyo del gobierno francés- a ampliar el mandato de la Misión de Naciones Unidas para que vigile el respeto a esos derechos fundamentales del ser humano.

Hay quienes no podemos olvidar que el Sáhara Occidental fue colonia española durante casi un centenar de años, y que el último Gobierno de la dictadura entregó a sus habitantes inermes ante Marruecos y Mauritania en una componenda vergonzosa. Por ello, y por nuestra fe en las vías pacíficas para la resolución de los conflictos, reclamamos al Gobierno español que se posicione de manera firme a favor de la justicia y del derecho internacional ¿Podremos seguir mareando la perdiz por más tiempo?

* Correo recibido del autor