Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
Los saharauis en libertad dicen que su detención ’fue una locura de Marruecos’


- Se les ha concedido la libertad provisional gracias a la presión internacional

Erena Calvo - Sale | 19/05/10

’Free Sahara Libre’. Agitando un cartel con ese mensaje y haciendo la señal de la victoria saharaui. Así ha abandonado esta tarde, a las seis y media hora local, la prisión de Sale –a pocos kilómetros de Rabat- Rachid Sghayer, miembro del Comité contra la Tortura de Dakhla, ciudad del Sahara Occidental. Una acción que le ha valido el enfrentamiento con la policía marroquí apostada en el exterior de la cárcel.

JPG - 23 KB
Sghayer sostiene un cartel en el que se puede leer Sahara Libre a su salida de la cárcel. | E. Calvo

Junto a él, han sido liberados provisionalmente también Saleh Labihi (del Forum para la protección de los niños saharauis) y Yahdih Etaruzi, ambos de El Aaiún, capital administrativa del Sahara Occidental. Son tres de los siete saharauis encarcelados en la prisión marroquí de Sale en octubre pasado tras viajar a los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia).

Fueron acusados de traición a la patria y detenidos a pie de pista del aeropuerto de Casa Blanca junto a Salem Tamek, vicepresidente del Colectivo Saharaui de Defensores de los Derechos Humanos (Codesa) –asociación que preside Aminatu Haidar-; Brahim Dahane, presidente de la Asociación Saharaui de Víctimas de Violaciones de los Derechos Humanos (Asvdh) y los también activistas saharauis Ahmed Naciri y Dejga Lachgar, liberada en enero por su débil estado de salud psíquica.

Siete meses después de su detención y tras una huelga de hambre de 41 días que abandonaron el 27 de abril, hoy se les ha concedido la libertad provisional "gracias a la presion internacional y la mediación de la Asociacion Al Wassit para la Democracia y los Derechos Humanos y a su secretaria general, Khadija Marouazi", ha explicado Sghayer a ELMUNDO.es tras su salida de prisión.

Una asociación marroquí, Al Wassit, "que ha dialogado con las autoridades de Marruecos y ha transmitido nuestro mensaje". Según Sghayer, además, "se llegó a un acuerdo para que fuéramos liberados diez días después de abandonar nuestra huelga de hambre", ha relatado visiblemente cansado ya en el domicilio de un saharaui en Sale, donde han sido recibidos por varios camaradas, familiares y las mujeres de Tamek y Naciri.

Con los ojos vendados

Tras unas breves conversaciones con sus familiares en el Sahara Occidental, Sghayer ha afirmado que tras su detención el 8 de octubre en el aeropuerto de Casablanca, fueron conducidos a la comisaría de la policía judicial, donde pasaron ocho días –cuatro de ellos con los ojos vendados-. "Al noveno fuimos presentados ante el juez militar y luego conducidos a la prisión de Sale".

Allí, asegura, estuvieron cuatro meses en celdas de dos personas, "aislados del mundo exterior, sin llamadas, sin visitas, malnutridos y maltratados". Por la noche, "los guardianes nos despertaban para proseguir las investigaciones y nos insultaban". El pasado febrero, añade, cambió la situación y "nos metieron a todos en la misma celda". Se permitieron, además, las visitas de sus familiares.

Etaruzi, quien destaca que ya había sido "prisionero político de Marruecos en dos ocasiones", dice que la detención del apodado como el ’Grupo de los Siete’ fue una "locura" de Marruecos. Era la primera ocasión en que todos viajaban a los campamentos de Tinduf y su objetivo era doble: "Visitar a nuestras familias y explicar a nuestros hermanos en el exilio la represión que sufrimos en el Sahara Occidental; no tuvimos contacto con militares tal y como se nos ha acusado, es todo propaganda de Marruecos para justificar nuestra detención".

Ahora esperan que sus compañeros sean liberados "pronto". Su libertad es "incompleta" porque tres de sus camaradas siguen en prisión, dice Sghayer. "A nuestra victoria le falta algo", concluye al tiempo que afirma que tanto Dahane, como Naciri y Tamek están bien, "su ánimo es fuerte".

La semana que viene uno de los abogados que lleva el caso, Mohamed Esabar, presentará una nueva demanda de libertad provisional en favor de los tres saharauis a los que aún no se les ha concedido y ha manifestado a ELMUNDO.es que estas primeras liberaciones "son un signo positivo".

EL MUNDO.es


Artículo relacionado:

- Libertad provisional para tres de los saharauis acusados de traición a la patria