Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
RASD denuncia a Marruecos

Entrevista. Mohamed Abdelaziz, presidente de la República Saharaui

El país árabe abrirá una embajada en Montevideo.

Gonzalo Riet - Montevideo | 06/03/10

El presidente de la República Arabe Saharaui Democrática, RASD, Mohamed Abdelaziz, emplazó a la Unión Europea y en particular a España y Francia a que no le otorguen estatus de socio privilegiado de la UE al reino de Marruecos "por no ser una democracia, no respetar las resoluciones de la ONU, no permitir la libertad de prensa y por sus ambiciones colonialistas contra la RASD". Anunció también que su país abrirá una embajada en Uruguay.

Abdelaziz. De paso por Montevideo. Mohamed Abdelaziz viajó especialmente a nuestro país acompañado de su ministro para América Latina, Hash Ahmed, con el fin de estar presente en la asunción de la presidencia de José Mujica y destacó en particular su respeto a nuestro país mencionando muy en particular a Héctor Gros Espiell y Eduardo Galeano.

­Su país se encuentra en una situación de enfrentamiento con el reino de Marruecos desde 1976 cuando fue anexionada por Marruecos y Mauritania, ustedes se enfrentaron militarmente y actualmente la ONU resolvió que se realice un referendum de autodeterminación.

­Sí, en estos días conmemoramos el 34 aniversario de la República que proclamamos al día siguiente de la retirada de las tropas españolas de nuestro país en 1976.

­Su país, también conocido como Sahara Occidental, ¿cuenta con el reconocimiento de 81 naciones, ¿cuál es el trasfondo por el cual viven esta situación tan peculiar?

­Somos un país miembro de la Unión Africana, y Marruecos, por la ocupación de nuestro territorio, está fuera al incumplir con los principios de esta organización. Después de 6 años de enfrentamientos militares intervino la ONU con un Plan de Paz con el fin de realizar una consulta democrática a la población sarahui que debía optar por la integración a Marruecos o la independencia total. Lamentablemente no se pudo celebrar porque Marruecos no ha aceptado esta resolución. Ahora ONU desarrolla un proceso de negociaciones con ambas partes. El 10 y 11 de febrero pasado en Nueva York hubo una nueva reunión pero lo único que se pudo acordar fue proseguir con las negociaciones. Esperamos que la visita a la zona del secretario general en marzo para explorar con nosotros y el rey de Marruecos la forma de avanzar en este conflicto sea más positiva.

En realidad, lo que ha hecho persistir este conflicto es la actitud de Marruecos, su negativa a acatar las resoluciones de ONU, pero detrás de esto y la razón definitiva de esta conducta de obstrucción está en Francia más que en Marruecos. Somos un país de habla hispana con toda su cultura insertados en un espacio geográfico dominado por la fracofonía. Y no ven con buenos ojos, una República como la nuestra es una piedra en el zapato francés.

­La realidad es que Francia veta una declaración contra Marruecos en la ONU, España acuerda con Marruecos los permisos de pesca en el mar territorial de ustedes y el apoyo militar de EEUU durante la guerra con Marruecos fue clarísimo...

­Vemos la postura del presidente Obama como muy positiva, ellos han apoyado las negociaciones diplomáticas y claramente tienen una postura de apoyo a la resolución de la ONU del referendum por la autodeterminación. Tiene poco que ver con Francia que es muy negativo, es no sólo responsable de la génesis del conflicto sino de su mantenimiento, sino ya lo hubiéramos resuelto hace tiempo de forma pacífica, entorpece cualquier avance y alienta a Marruecos al saqueo de nuestras riquezas, entre ellos la pesca, además de prestarle un apoyo resuelto del punto de vista militar.

Es importante advertir que el 7 y 8 de marzo es la cumbre entre UE y Marruecos en Granada y figura en la agenda incluirlo como socio privilegiado. El motivo es muy claro, hay acuerdos de pesca que interesan a Europa. Quiero aprovechar vuestro diario para apelar a los países de la UE, a que le presten la debida atención a esta situación y no pierdan de vista que Marruecos no reviste méritos para ese estatuto.

En primer lugar no es un país democrático, es un país que no respeta los DDHH, ni la libertad de prensa, y como si no fuera suficiente es un Estado que no respeta la legalidad internacional. Está inmerso en una lucha contra un pueblo vecino ocupando nuestro territorio, lo que se contradice tanto con el dictamen del Tribunal Internacional de Justicia como con las Resoluciones de ONU, con los principios de la Unión Africana, en torno al respeto de las fronteras heredadas de la colonia y el principio de la autodeterminación de los pueblos. Es un régimen que no reúne condiciones para tener una relación privilegiada con UE.

La UE al aceptar a Marruecos en régimen especial se vería implicada en una actividad ilícita, alentando a una dictadura absolutista que no respeta nada y libra una guerra colonial con lo que estaría de manera directa alimentando la espiral de inestabilidad de la zona.

Por tanto, lanzamos un llamamiento a la UE en la víspera de la cumbre de Granada para que no suscriba ningún acuerdo que intromisión de nuestras riquezas, sea en pesca, minería o cualquier otra actividad. Es más, les invitamos a tener la misma actitud de EEUU que realizó un acuerdo comercial con Marruecos que no incluye para nada las riquezas del Sahara Occidental, porque no existe autoridad en el mundo que le reconozca derechos a Marruecos sobre nosotros.

­¿Y España qué papel juega?

­Todo lo que afecta a la región, la responsabilidad directa se la atribuimos también a España hasta que tenga en cuenta nuestros derechos. El momento es apropiado para que el gobierno de España contribuya de manera honesta a la justa solución del conflicto ya que presiden la UE. España y Francia ya han experimentado la idea de dividir nuestro territorio entre Marruecos y Mauritania y fracasaron, los vencimos militarmente. Le pedimos a España que apoye la fórmula propuesta por la ONU y que sea coherente con lo que piensan los españoles aunque sea por una vez.

­¿Su visita a Uruguay puede ayudar en algo?

­Las relaciones no se calibran por la cantidad de habitantes de los países sino por sus posturas políticas, nunca olvidaremos que Uruguay ha tenido una actitud honesta y dignificante, valoramos mucho su postura y el hecho de tener relaciones diplomáticas es muy importante. Por eso hemos decidido abrir próximamente una embajada en Montevideo para fortalecer los vínculos. La mayoría de los países de América del Sur, Central y el Caribe nos apoyan, este continente tiene, a grandes rasgos, actitudes y posturas muy parecidas al continente africano, rechazando los proyectos coloniales y a favor de la autodeterminación de los pueblos.

La República