Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
Las minorías del Congreso piden suspender la cumbre entre Marruecos y la UE

EFE - Madrid | 13/02/10

Las minorías del Congreso han consensuado una proposición no de ley en defensa de los activistas de derechos humanos saharauis en la cual piden que se suspenda la cumbre de marzo entre Marruecos y la UE hasta que el país magrebí no renuncie a su "política de vulneración de los derechos humanos" en el Sáhara.

Firman la iniciativa los grupos parlamentarios del PNV y ERC-IU-ICV, así como los diputados del BNG, Coalición Canaria, Na Bai y UPyD, estos últimos integrados en el grupo Mixto, según ha anunciado en un comunicado el partido liderado por Rosa Díez.

La propuesta sostiene que la política exterior española ha permitido a Marruecos una "relación privilegiada" con la UE "a costa de los legítimos intereses de España y de la legalidad internacional en el conflicto saharaui", apunta la nota de prensa de UPyD.

Constatan estas fuerzas políticas su preocupación por las políticas de Marruecos respecto al Sáhara Occidental, que tachan de "absolutamente inaceptables para los valores democráticos y de respeto a los derechos humanos".

Además denuncian la "pasividad absoluta" de Gobierno español y la UE ante la detención, el pasado 8 de octubre, de siete activistas saharauis y el caso de la "expulsión ilegal" de Marruecos de Aminatu Haidar.

Del mismo modo refieren las "constantes maniobras políticas y diplomáticas de Rabat" para frustrar el derecho de autodeterminación de los saharauis.

La proposición no de ley, que discutirá el pleno del Congreso, pide al Ejecutivo que se interese ante Marruecos por los siete saharauis encarcelados y que les preste apoyo diplomático, así como que tome medidas para garantizar la integridad y libertad de todos los activistas de derechos humanos del Sáhara Occidental.

También aboga por promover la congelación del estatuto de cooperación de Marruecos con la UE y la suspensión de la cumbre entre el país magrebí y los 27 del próximo mes de marzo "en tanto que Marruecos no modifique su actual política de vulneración de los derechos humanos de la población saharaui".

ADN