Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
La luchadora saharaui Aminetu Haidar, regresa al Sáhara Occidental


- La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara, CEAS-SÁHARA, quiere mostrar su alegría y admiración por Aminetu Haidar, que gracias a su tesón, determinación y dignidad, ha logrado vencer la injusticia a la que estaba siendo sometida por parte de los Gobiernos de España y el Reino de Marruecos.

- CEAS-SÁHARA quiere mostrar su infinita gratitud y reconocimiento a todo el movimiento solidario con el Pueblo Saharaui, que ha desempeñado un papel fundamental en la consecución de los objetivos de Aminetu y mostrado una vez más su capacidad de movilización y su sacrificio en pos de la justa causa de Aminetu y del Pueblo Saharaui. Del mismo modo, emplazamos a la sociedad civil española a continuar trabajando por el reconocimiento del derecho de autodeterminación del Sáhara Occidental.

- También queremos agradecer especialmente el último esfuerzo, sin precedentes, que cientos de colectivos, partidos políticos, organizaciones sociales y sindicatos habían hecho en los últimos días para convocar una gran manifestación en las calles de la capital del Estado. Nunca antes, se había dado la coincidencia unitaria de colectivos tan diversos, con sus diferencias y planteamientos, partidos, sindicatos, artistas, movimientos sociales y organizaciones diversas, por un fin concreto como éste: “Por el regreso al Sáhara de Aminetu Haidar”.

- Asimismo, no queremos dejar en segundo plano las importantes resoluciones, tanto del Parlamento español como el intento del Parlamento Europeo, que reconocen el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui, que es inalienable y la única vía para resolver un conflicto que dura ya 34 años. Desde CEAS-Sáhara les animamos a cumplir con dicho compromiso en todos los foros internacionales.

- Sin embargo, la lucha de Aminetu Haidar y del Pueblo Saharaui continúa. Estos últimos 33 días de huelga de hambre de Aminetu Haidar han vuelto a traer a la palestra la existencia de un conflicto no resuelto, -personificado en una mujer heróica, aunque lo sufre todo un pueblo-, y que atañe de manera directa al pueblo español y a sus dirigentes.

- La próxima Presidencia española de la Unión Europea en el primer semestre de 2010, debe suponer el primer y definitivo paso en la solución justa, duradera y acorde con la legalidad internacional que conduzca a la autodeterminación y posterior independencia del Pueblo Saharaui, y ponga fin al proceso de descolonización inconcluso, coincidiendo con el período 2001-2010 Segundo Decenio Internacional para la Eliminación del Colonialismo.

Semblanza de Aminetu Haidar

Aminetu Haidar, saharaui, 42 años, dos hijos.

33 días de huelga de hambre, sin comer, sin derechos, sin libertad, sin justicia.
34 años de ocupación ilegal y militar del Sáhara Occidental.
34 años de huelga de patria, de mentiras.
34 años de huelga de España, de Europa, de la Comunidad Internacional.

A los veinte años fue desaparecida con la intención de doblegar un espíritu nacido para la lucha, para la libertad, para defender el derecho a la autodeterminación de las personas, la autodeterminación de los pueblos. Fue forjada a golpe de tortura, de impiedad, forjada a hierro.

Es una de esas personas que se dan raramente en la humanidad, de las que mantienen firmemente sus principios. Mientras su cuerpo se ha ido consumiendo, sus ideales de mujer libre se han nutrido con el calor de su pueblo, de su Verdad con mayúsculas, que carece de interés personal, que habla explicando y comprendiendo.

Su labor, que internacionalmente ha tenido voz a través de los múltiples galardones recibidos, hoy ha tomado una entidad que trasciende a los premios, a los gobiernos cambiantes y efímeros, e intereses económicos inconfesables.

AMINETU SE HA CONVERTIDO EN UN SÍMBOLO UNIVERSAL DE LA LUCHA DE LOS SERES HUMANOS POR SU DIGNIDAD.

Ella está sufriendo para que el pueblo saharaui recupere su libertad, para que la población saharaui refugiada en Tinduf pueda volver a su tierra y para que la comunidad saharaui, que vive en los territorios ocupados, se vea libre de la violencia, encarcelamientos y torturas a las que les someten las fuerzas de ocupación marroquíes.

Aminetu ha sido víctima de la cooperación necesaria de dos estados, pero no han podido quebrar su voluntad, ni su dignidad. Dignidad ofrecida a su Pueblo y al mundo entero para que podamos preservar la esperanza de libertad y justicia.

Aminetu ha vuelto a El Aaiún, con sus hijos, su familia, su pueblo, esperamos que con todas las garantías. Su único delito ha sido arriesgar su vida en defensa de los derechos humanos, que son el verdadero reflejo de las más altas aspiraciones de la humanidad. Son lo mejor del ser humano. También Aminetu lo es.

Madrid, 17 de diciembre de 2009.