Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
Los policías denuncian la ’bajeza moral’ del Gobierno en el caso de Haidar


- De la Vega: ’La policía de fronteras’ autorizó la entrada de la activista
- El mayoritario SUP dice que De la Vega ’miente’ y Zapatero ’no se entera’
- La CEP y SPP hablan de la ’hipocresía política’ del Ejecutivo
- La abogada de Haidar desmiente al Ejecutivo y dice que su entrada fue ilegal

Las declaraciones del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y de la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, atribuyendo a la Policía la entrada de Aminatu Haidar en España no han sentado nada bien a los sindicatos policiales. De forma unánime, han arremetido contra el Ejecutivo, lanzándole duras acusaciones.

El mayoritario Sindicato Unificado de la Policía (SUP) asegura que "la vicepresidenta miente y el presidente no se entera".

"Es vergonzoso que echen la culpa la policía a la que tanto usan para colgarse medallas", ha denunciado el secretario general del SUP, José Manuel Sánchez Fornet. "Lo que hubo en este caso fue una deportación y una detención ilegal hecha desde Marruecos con la complicidad del alguien desde España. Si fue un político que sea cesado o dimita y si fue un policía lo mismo", añadió.

Fornet criticó lo que calificó como "la bajeza moral que supone culpar a la policía, algo que es impropio de un gobierno democrático". "El Gobierno tiene que resolver los problemas y no echar balones fuera", concluyó.

’Doblez del Gobierno’

Por su parte, la Confederación Española de Policía (CEP) y el Sindicato Profesional de Policía (SPP) han emitido una nota de prensa conjunta en la que denuncian públicamente "la hipocresía política y la doblez empleada por el Gobierno, que pretende protagonizar un intolerable ejemplo de cómo eludir su responsabilidad" en el caso Haidar.

"De la Vega", dicen estos sindicatos, "pretende confundir a la sociedad española, hurtando del debate público que fue precisamente su Gobierno el que impidió la salida de España de la activista prosaharaui el mismo día en que llegó a Lanzarote, pudiendo haberlo hecho mediante el mismo procedimiento �la expedición de un salvoconducto- que se intentó emplear hace unos días".

"Fue el propio Ejecutivo quien evitó, por activa o pasiva, una rápida solución al caso durante las primeras horas, teniendo en cuenta que la propia Haidar confesó que estaba dispuesta a volver a Marruecos".

Los sindicatos hacen un llamamiento al ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para que no permita, "por enésima vez, que el trabajo policial se vea manchado por pugnas políticas que no tienen nada que ver con nuestro Cuerpo".

Esta mañana el presidente del Gobierno y la vicepresidenta primera trasladaban toda la responsabilidad de la llegada a España de Aminatu Haidar a los policías del aeropuerto de Lanzarote y a las autoridades administrativas.

María Teresa Fernández de la Vega aseguraba que fue "la policía de fronteras" la que autorizó el pasado 14 de noviembre la entrada de la activista saharaui y se hizo porque ésta "tiene un permiso de residencia legal" en España. Sus palabras eran ratificadas posteriormente por José Luis Rodríguez Zapatero al asegurar que "no hay ninguna autoridad política" que en el momento de la llegada de Haidar tuviera que decidir si se le permitía entrar en España porque para eso ya hay unas "autoridades administrativas que tienen encomendada esa misión".

La versión del Ejecutivo contradice a la manifestada por policías del aeropuerto de Lanzarote, que aseguraron que no permitieron la entrada a España de Aminatu Haidar hasta que recibieron órdenes directas procedentes de Madrid para hacerlo.

’Haidar ha sido obligada a entrar’

La abogada de Haidar, Inés Miranda, también ha replicado a las palabras de Zapatero, asegurando que fue ilegal su entrada en España.

Según Miranda, Haidar "ha sido obligada a entrar en España de forma contraria a ley e incumpliendo la legalidad" porque el artículo 5 de la Ley de Extranjería establece "que para que cualquier extranjero quiera entrar en España deberá aportar pasaporte".

"Por lo tanto, hay dos requisitos necesarios: por una parte la voluntad del extranjero de querer entrar en España y por el otro el pasaporte", ha afirmado la letrada.

Miranda también ha recalcado que el artículo 6 de la Ley de Extranjería sobre el permiso de residencia exime de la solicitud o del visado, no así de "la obligatoriedad del pasaporte". "El policía de frontera le dijo claramente, cuando no quería bajar del avión: ’señora Haidar tengo orden de darle la bienvenida y obligarla a entrar a España’".

"Alguna superioridad habrá dado la orden", aseveró la letrada.

EL MUNDO