Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
"El Frente Polisario está dispuesto a volver a la guerra si fracasa la solución pacífica"


«No pedimos a España ni que se posicione a favor de Marruecos ni a favor del Sahara, pero sí que defienda el referéndum de autodeterminación de nuestro pueblo»

Raquel L. Murias y Celso Peyroux - Oviedo | 31/10/09

La habitación de uno de los hoteles más lujosos de Oviedo poco tiene que ver con los campos de refugiados donde viven los saharauis, pero la lucha por la libertad del Sahara Occidental también se puede hacer fuera del desierto. Mohamed Abdelaziz, presidente de la República Árabe Saharaui Democrática, está estos días en Oviedo en su primera visita oficial al Principado, donde se ha reunido con el presidente Vicente Álvarez Areces.

Mohamed Abdelaziz, Presidente de la República Árabe Saharaui Democrática {JPG} El Sahara pide a España su apoyo para poder celebrar un referéndum de autodeterminación, un apoyo necesario para cerrar la brecha que el Gobierno español dejó abierta cuando dejó al Sahara Occidental en 1976 (hasta entonces colonia española) en manos de Marruecos y Mauritania. Marruecos se hizo con la mayor parte del territorio pero el Frente Polisario, que proclamó la República Democrática del Sahara Occidental (no reconocida por España, entre otros), lucha para conseguir la libertad de un pueblo que sigue sin tener una soberanía reconocida por las Naciones Unidas. «Marruecos nunca tendrá soberanía sobre el pueblo saharaui», asegura Abdelaziz.

¿Para cuándo un Sahara libre?

No va a tardar mucho.

¿Qué es lo que le hace pensar que así será?

El movimiento de resistencia pacífica y la disposición del pueblo saharaui a defenderse es cada vez mayor. Además, el nerviosismo de Marruecos es cada vez más evidente; violan constantemente los derechos de expresión y los derechos humanos del pueblo saharaui, la fuerza ocupante está intensificando su represión y cada vez comete más errores. Esto son señales de que el fin está por llegar.

El embajador y ex ministro de Defensa de la República Árabe Saharaui Democrática, Brahim Ghali, afirmó que el Gobierno saharaui no descarta la vuelta a la acción armada. ¿La solución está en las armas?

Esa es la posición del Frente Polisario. Está clarísimo que nosotros no deseamos que fracase la solución pacífica, aunque creemos que la represión marroquí y su continua negativa al referéndum es insostenible.

¿Es España el culpable de la situación que vive el Sáhara al no llevar a cabo un proyecto de descolonización del territorio en 1975?

Sí, es nuestra consideración. Si el Gobierno de España en 1976 hubiera culminado el proceso de descolonización tal y como mandan las Naciones Unidas, no tendríamos esta tragedia. España vendió el Sahara Occidental en contra de la Ley Internacional y huyendo de sus responsabilidad como potencia administradora.

¿Considera que España está a tiempo de enmendar este error?

La puerta todavía está abierta para corregir.

¿Qué responsabilidades exigen ahora al Gobierno español?

España sigue siendo el administrador del Sahara Occidental según marca la Ley Internacional, es el responsable jurídico. Nosotros no pedimos un imposible, sólo que se nos apoye para llevar a cabo un referéndum en nuestro pueblo y que la gente vote en las urnas si quiere ser del Sahara o de Marruecos. No le pedimos a España que apoye ni a la República Saharaui ni a Marruecos, pero sí el referéndum. El futuro del pueblo saharaui está en sus habitantes, ni nosotros ni nadie puede decidirlo, sólo ellos.

¿Cómo reciben ustedes la próxima presidencia de España en la Unión Europea?

Les damos la bienvenida. Nosotros, después de sentirnos saharauis, nos sentimos españoles. Esperemos que ésta sea también una oportunidad para que España nos apoye y se lleve a cabo el referéndum, porque así llegaría la paz.

Se sienten defraudados por el Gobierno español, pero ¿sienten el apoyo de la población civil?

Así es. Agradecemos tanto a los españoles como a los asturianos el abrirnos sus puertas y sus corazones. Sabemos que el pueblo siente como nosotros y que son fieles con el Sahara por una relación de hermandad y vecindad. Es más, la posición de la población civil también nos hace ganar fuerzas y confiar en que llegará el día en que el Gobierno español vaya en coherencia con la población.

¿Hasta cuándo está dispuesto el pueblo saharaui a seguir luchando por su libertad? ¿Se van mermando las fuerzas?

Llevamos treinta y cuatro años esperando para que nos dejen decidir a nosotros mismos y estamos dispuestos a aguantar más aún. Nuestros hijos, muchos de ellos también de 34 años, están convencidos de que hay que seguir luchando. Si algún día el Frente Polisario llega a cien años de lucha nos preguntaremos ¿cuántos más podemos luchar?

Hace unas semanas se les retiró la documentación a siete activistas saharauis pro-derechos humanos. ¿Es una provocación por parte de Marruecos?

Sin duda. Hace tiempo, cinco activistas fueron detenidos, ese mismo mes se detuvo a otra activista saharaui a la que le habían quitado un ojo en una manifestación pacífica. Hay otros siete activistas más detenidos a los que quieren juzgar en un tribunal militar: otros presos políticos en la cárcel que llevan más de veinticinco días en huelga de hambre y cuyas vidas corren serio peligro. Es una provocación y una tragedia lamentable.

Y mientras esto ocurre los saharauis continúan en los campos, ¿temen que los suministros se reduzcan por la crisis? ¿Han notado las consecuencias?

Nos ha tocado nuestra parte de la crisis y en el Sahara se sufre más aún porque dependemos de la solidaridad del resto de países. Pero confiamos en salir adelante.

La Nueva España