Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
Marruecos detiene a tres de las principales figuras del independentismo saharaui

Los siete miembros de una delegación que viajó a los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia) serán juzgados por "atentar contra los intereses superiores de la Nación"

IGNACIO CEMBRERO - Madrid | 10/10/09

Las autoridades marroquíes han detenido a lo largo de la semana a tres de las principales figuras del independentismo en la antigua colonia española del Sáhara Occidental junto con otros nueve militantes de esa misma causa. Siete ellos serán juzgados por "atentar contra los intereses superiores de la Nación", según la fiscalía de Casablanca.

Los ex presos políticos Alí Salem Tamek, vicepresidente de CODESA, una asociación de defensa de los derechos humanos en el Sáhara, y Brahim Dahane, presidente de ASVDH, una organización de índole similar, fueron apresados el jueves tras desembarcar en Casablanca de un vuelo procedente de Argel. Les acompañaban otros cinco militantes que también fueron detenidos.

Regresaban de visitar los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, en el suroeste de Argelia, dónde se habían entrevistado con Abdelkader Taleb, primer ministro de la República Árabe Saharaui Democrática, la entidad creada por el Frente Polisario, y Mahfoud Ali Beiba, jefe de la delegación saharaui que negocia con Marruecos.

Su viaje suscitó una amplia condena en Marruecos por los partidos políticos, la prensa oficialista y algunas asociaciones de la sociedad civil, que les tacharon de "quinta columna" y "renegados", y exigieron que los "traidores" fueran juzgados.

El Ministerio Público les hizo caso. Tras "la visita efectuada por estos individuos a los campamentos de Tinduf, durante la cual contactaron con sectores hostiles a Marruecos y atentaron así contra los intereses superiores de la Nación, la Fiscalía General ha ordenado la apertura de una investigación así como su detención y su presentación ante el juez instructor", reza el comunicado emitido el viernes.

El grueso de la prensa marroquí señala que durante la visita a Tinduf la delegación fue animada por sus interlocutores a intentar resucitar la revuelta de las ciudades saharauis, reprimida en la primavera de 2005, y de los estudiantes saharauis en universidades marroquíes, que tuvo lugar dos años más tarde. Los responsables del Polisario se esforzaron más bien, según fuentes saharauis, en que las dos ramas del independentismo en el Sáhara Occidental superen sus rencillas y coordinen su actuación.

Dos días antes de las detenciones en Casablanca, la Gendarmería marroquí apresó en la zona de Gargarat, en el Sáhara pero cerca ya de la frontera mauritana, a Mohamed Dadach, ex preso político y premio Rafto de los derechos humanos, según fuentes saharauis. Junto con otros cuatro militantes se dirigía hacia Mauritania con la intención de entrar, desde ahí, en la zona del Sáhara controlada por el Polisario.

La policía marroquí impidió, por último, el viernes por la noche a Sultana Khaya, una joven que perdió un ojo en mayo de 2007, durante las protestas de los estudiantes saharauis de la Universidad de Marraquech, embarcar en un vuelo hacia Las Palmas. El destino final de su viaje era Barcelona dónde iba a seguir recibiendo tratamiento médico, pero las cinco horas de interrogatorio que padeció en el aeropuerto de El Aaiún le hicieron perder el avión, según la agencia de prensa SPS del Polisario.

ELPAIS.es