Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
Marruecos detiene a seis saharauis por visitar a los refugiados de Tinduf
Viajaban por vez primera a Tinduf

Seis saharauis de la ciudad de El Aiún (Sáhara Occidental) cruzaron a los territorios de la diáspora en Tinduf y de vuelta, en el aeropuerto de Casablanca, fueron detenidos este jueves por la policía marroquí. Los activistas, principales defensores de los derechos humanos, pasaron a disposición judicial. Fuentes de la RASD en Madrid temen de que sean llevados ante un tribunal militar. Rabat ha calificado este viaje a los campamentos de refugiados una “violación a la integridad territorial del país"

Beatriz Mesa - Casablanca | 09/10/09

Marruecos advirtió ayer que los seis activistas saharauis que viajaron a Tinduf serían detenidos a su regreso por “atentado contra la madre patria” y así se produjo. El avión aterrizó esta tarde a las 13.20 en el aeropuerto de Casablanca, y las autoridades esperaban a pie de pista para arrestarlos. En ese momento, teléfonos y documentación fueron confiscados y los militantes conducidos hasta la comisaría para ser interrogados. Alí Salem Talek, Brahim Dahan, Ahmed Nasiri, Degya Lehgar, Yahadih Teruzi y Saleh Lepaihi serán presentados ante la justicia marroquí y, según fuentes de la República Árabe Saharaui Democrática en Madrid, serán “procesados”. “Muy mal, muy mal ha sentado en Marruecos. Sólo hay que ver la portada del periódico Le Matin”, comentaron las mismas fuentes a la Cope.

Era la primera vez que los activistas visitaban los campamentos de refugiados en Tinduf (Argelia) donde se reunieron con algunos de sus familiares. Los saharauis viven separados desde el año 1976 tras estallar la guerra con Marruecos. “Fueron también para expresar una convicciones, para ejercer el derecho a la libertad de expresión que les asiste”, dijo Mohamed El Moutaioikin, miembro del colectivo Saharaui de Defensores de los Derechos Humanos (CODESA), que esperó impaciente durante horas la salida de los saharauis por la terminal dos del aerouerto de Casablanca. Las puertas se abrieron para todos los pasajeos del vuelo Argel-Casablanca, salvo para los seis activistas.

El Polisario en Madrid no entiende la reacción del Estado marroquí, ya que en años anteriores se han producido viajes de activistas saharauis a Tinduf sin ningún tipo de represalias. Pero el hecho de que, esta vez, el grupo esté formado por defensores de los derechos humanos reconocidos internacionalmente ha levantado enormes ampollas en Rabat, que ha calificado de “hostil” esta visita al exilio y un “atentado a los intereses de la Nación”. Todos los partidos políticos han denunciado el viaje e igualmente han tildado a los saharauis de "traidores a la patria y enemigos de la integridad territorial marroquí”.

COPE.es