Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
Griñán rompe su guión y avala el plan de Marruecos para el Sáhara
El presidente andaluz afirma que defiende la posición de España

LOURDES LUCIO - Rabat | 29/09/2009

José Antonio Griñán quería mantener un perfil político bajo en su primer viaje oficial a Marruecos como presidente de la Junta de Andalucía, ciñéndose a asuntos sobre cooperación y promoción de la comunidad, para dejar claro que la política exterior española la marca el Gobierno central. Pero una respuesta a una pregunta sobre el Sáhara formulada por la televisión pública marroquí (RTM) -fuera de las citas informativas diseñadas por la Junta para los periodistas andaluces que siguen su visita de cuatro días- dio al traste con su pretensión de salirse del guión átono inicial.

El presidente calificó de "interesante" la autonomía bajo soberanía marroquí

Griñán calificó de "interesante para resolver la cuestión del Sáhara" la autonomía bajo soberanía marroquí que propone Marruecos para la región "en el marco de Naciones Unidas". Es la primera vez que un presidente de la Junta aborda este espinoso asunto en una visita al país magrebí. En la docena de veces que su antecesor, Manuel Chaves, viajó a Rabat, nunca, al menos públicamente, se había hablado del conflicto, que en Andalucía se mantiene bien vivo gracias a las inquietas asociaciones a favor del Frente Polisario. Chaves siempre consideró una especie de tabú hablar del Sáhara en Rabat. De hecho, no estaba en la agenda de Griñán, como él mismo reconoció el pasado sábado durante un acto del PSOE, cuando señaló que ese asunto era competencia del Ministerio de Asuntos Exteriores.

No fueron sólo las declaraciones a la principal televisión pública marroquí en el informativo de mediodía, rebotadas de inmediato por la agencia estatal de noticias, MAP, sino que el futuro del Sáhara figuró en primer plano en la entrevista de casi una hora con el primer ministro marroquí, Abbas El Fassi. Éste, sin mediar pregunta alguna, señaló que al igual que el presidente andaluz se siente orgulloso del proceso autonómico español, Marruecos quiere avanzar en una autonomía para el Sáhara, donde, según él, más del 80% de la población es marroquí. Griñán no contestó a reiteradas preguntas sobre si compartía la posición marroquí de que la soberanía de la antigua colonia española debía estar bajo bandera de Marruecos. "Defiendo la posición de mi Gobierno", enfatizó Griñán un tanto molesto, en alusión a que ésta era también la postura defendida por el ministro Miguel Ángel Moratinos.

En su entrevista con el primer ministro, el presidente andaluz pasó de largo por los problemas generados por la inmigración ilegal, al asegurar que la situación había "mejorado" y que la mayoría de los trabajadores marroquíes en Andalucía se encontraba en situación regularizada. Tampoco la situación de los menores marroquíes en los centros andaluces fue abordada en esta entrevista, aunque sí está prevista en la cita que mantendrá mañana con el responsable de Interior.

ELPAIS.com

[Puedes consultar aquí la réplica de FANDAS - Federación Andaluza de Asociaciones Solidarias con el Sáhara, de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Sevilla y de la Delegación Saharaui para Andalucía].