Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
La última iniciativa internacional de Edward Kennedy
El senador demócrata encabezó una carta pidiendo a Obama que apoye la independencia del Sáhara Occidental

IGNACIO CEMBRERO - Madrid | 30/08/2009

Estados Unidos debe "respaldar al pueblo del Sáhara Occidental en su derecho a la libre determinación a través de un referéndum libre, justo y transparente". El senador demócrata Edward Kennedy, de 77 años, formuló esta petición en una carta dirigida en abril al presidente Barack Obama. Fue su última iniciativa política antes de fallecer el pasado martes.

El recientemente fallecido Senador Edward Kennedy Kennedy fue un ardiente defensor de la independencia del territorio que fue colonia española hasta 1975. No escatimó apoyos al Frente Polisario, el movimiento que propugna la independencia a través de una consulta. En 2005 recibió, por ejemplo, a su líder, Mohamed Abdelaziz, junto a otros senadores en Washington.

El año pasado fue él quién entregó la medalla de los derechos humanos de la fundación que lleva el nombre de su hermano, Robert F. Kennedy, a la activista saharaui Aminatou Haidar encarcelada durante largos años y que ahora defiende esos valores en el territorio controlado por Marruecos.

Hace cuatro meses Kennedy encabezó una carta pública, dirigida a Obama, y firmada por otros seis senadores. En ella acusa a Marruecos de haber "bloqueado este referéndum". "(...) en su lugar propuso un plan de autonomía para el Sáhara Occidental que niega el derecho saharaui a un proceso de libre autodeterminación que incluya la opción de la independencia". Pide también en ella que Obama apueste por la ampliación de las competencias de la MINURSO, el contingente de la ONU desplegado en la ex colonia, para que vigile el respeto de los derechos humanos.

No está aún claro si Obama le hizo o no caso, pero en julio envió, a su vez, una carta al rey Mohamed VI de Marruecos en la que evoca la necesidad de trabajar juntos para alcanzar una solución al conflicto del Sáhara. A diferencia de su predecesor, George Bush, omite, sin embargo, mostrar su simpatía hacia la oferta de autonomía para el territorio presentada por Marruecos en 2007.

La carta de Kennedy a Obama fue replicada por otra, de congresistas y senadores, que recabó muchas más firmas. En ella expresaban su apoyo a la propuesta autonómica de Rabat. Los partidarios del Polisario explicaron el elevado número de firmantes por la fuerza del lobby marroquí en Washington.

La web estadounidense Propublica reveló este mes que, entre finales de 2007 y principios de 2008, Marruecos se había gastado 3,33 millones de dólares en hacer lobby en el Congreso de EE UU mientras que su rival, Argelia, el país que más ayuda al Polisario, sólo desembolsó 416.000 dólares. Marruecos era, según estos datos, el país árabe que más esfuerzos hacía en el Capitolio después de los Emiratos Árabes Unidos y de Irak.

ELPAIS