Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
La secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, vuelve a confundir las cosas

Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara, CEAS-Sáhara | 16/08/09

Preguntada sobre la reanudación de las conversaciones entre el Frente Polisario y Marruecos en la localidad austriaca de Duernstein, la Secretaria comenta y aconseja sobre las mismas en declaraciones a Europa Press: La autora de las desafortunadas declaraciones, Elena Valenciano Tienen que ceder ambas partes para lograr un acuerdo, cada uno se tiene que mover un poquito hacia la posición del otro. (…) Hay que dejar a ambas partes que hablen ”.

Desde la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara, CEAS-Sáhara, queremos hacerle también algunas preguntas: Sra. Valenciano, ¿En qué quedamos: dejamos a las partes tranquilas o las aconsejamos? ¿En qué ceder, y quién más y quién menos? ¿Qué más tiene que ceder el Pueblo Saharaui invadido hace ya 34 años, en qué más deben ser flexibles? ¿Deben olvidarse de la Independencia, y acercarse a la Autonomía que propone Marruecos para poder lograr un “Acuerdo”? ¿Qué ideas tiene y propone Usted?

El Pueblo Saharaui ha demostrado con hechos que ha sido flexible, paciente y confiado, pero ya no puede ceder más en lo relativo a sus derechos como Pueblo pendiente de una descolonización inacabada. Es más bien Marruecos quien, aconsejado por sus amigos, debe olvidar sus planes anexionistas y volver a la legalidad internacional, aceptando un Referéndum de Autodeterminación en el que el Pueblo Saharaui pueda libremente decidir su futuro.

Los refugiados y refugiadas saharauis tras más de 34 años del exilio y expulsión de su tierra sólo piden lo que es suyo, que se les arrebató por la fuerza tras una invasión militar de su territorio, habiendo sufrido durante muchos años condiciones muy difíciles en el desierto o en las zonas ocupadas por Marruecos, sometidos a una violación permanente de los más elementales Derechos Humanos.

Si el Gobierno de España es de verdad un buen amigo de Marruecos, debe ser sincero y debe aconsejarle y decirle, sólo ese “un poquito” al que hace referencia, que la pretendida integridad territorial de lo que llaman las “Provincias del Sur” fue sólo un mal sueño y que debe respetar los derechos del Pueblo Saharaui, para mirar hacia un futuro en Paz y cooperación entre todos los Pueblos y Estados del Magreb.