Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
CEAS-SÁHARA condena las irresponsables declaraciones del Diputado del PSOE Juan Callejón Baena en el Sáhara ocupado por Marruecos

Teniendo en cuenta la gravedad de las opiniones manifestadas por el Diputado socialista en el Congreso Juan Callejón Baena, recogidas por la prensa española e internacional y ampliamente difundidas por la agencia de prensa oficial marroquí (MAP), durante su visita del pasado fin de semana a Marruecos que finalizó con una estancia en El Aaiún, ocupado ilegal y militarmente por Marruecos desde el año 1975, y sus posibles repercusiones en la imagen de los representantes de la soberanía popular y para la política internacional defendida por el Estado español en relación con este contencioso, CEAS-Sáhara quiere dirigirse al citado Diputado, a su partido el PSOE, al Gobierno español y a la opinión pública exigiendo la condena inmediata del militante por su Partido, la rectificación de sus falsas valoraciones acerca de la situación del Sáhara Occidental y del respeto de los Derechos Humanos por parte del gobierno marroquí en lo que respecta al gobierno, y su dimisión y la entrega de su acta como Diputado a título personal, por el notorio y reiterado incumplimiento de las normas que rigen la política internacional del Estado español en relación con el contencioso entre el pueblo saharaui y el Reino de Marruecos.

JPG - 14.8 KB
El diputado socialista Juan Callejón Baena

En representación de miles de miembros de las asociaciones solidarias con el Sáhara Occidental y haciéndose portavoz de la inquietud de millones de ciudadanos que defienden el derecho del pueblo saharaui a pronunciarse sobre su futuro y decidir libremente sobre los asuntos que le conciernen, y de ese mismo pueblo, indefenso, vejado y humillado en reiteradas ocasiones pero no derrotado, la Coordinadora Estatal de Asociaciones de Amistad y Solidaridad con el Pueblo Saharaui condena la actuación política del Diputado socialista en el Congreso por Almería y miembro del Comité Ejecutivo del PSOE en Andalucía, Juan Callejón Baena, por sus reiterados incumplimientos de la política de neutralidad proclamada por su propio partido y por el gobierno, las irregulares negociaciones abiertas en el plano económico y la falsedad y el desprecio con que trata al pueblo saharaui cuando, al apoyar la tesis marroquí como solución al contencioso del Sáhara, se felicita por los avances logrados en el terreno de los Derechos Humanos negando las reiteradas violaciones de los mismos y el continuado acoso al libre derecho de opinar y defender sus ideas políticas que sufre la población saharaui residente en el Sáhara ocupado.

CEAS considera una actitud irresponsable por parte de dicho representante de la soberanía popular, en defensa de respetables pero no respetuosos intereses privados, el hecho de viajar al Sáhara Occidental, territorio que ningún responsable ni representante político español había pisado desde el momento de la ocupación del mismo por el Reino de Marruecos y el inicio del conflicto entre dicho estado y la población saharaui. Y, aún más, se permite establecer contactos a nivel económico publicitados sobre bienes y derechos que las recomendaciones jurídicas emitidas por las Naciones Unidas señalan y recuerdan que son propiedad del pueblo saharaui y no de la potencia ocupante de su territorio. ¿Acaso Almería y su Cámara de Comercio se rigen por principios, normativa y preceptos legales distintos de los que obligan al mismo Estado? Al señalar la inusitada gravedad de este comportamiento CEAS insta al Sr. Callejón a hacer pública la relación de gastos de su viaje y demuestre que el mismo se financia con fondos particulares o correspondientes a la agrupación de comerciantes y no a costa del erario público ni por parte de la embajada o el gobierno de Marruecos, para que así podamos valorar su independencia de criterio; y le aconseja que, en aras de la transparencia y de su condición de representante de la sociedad, haga una declaración pública de bienes que ponga de manifiesto que ninguna de sus propiedades o hipotéticos beneficios procede del Reino de Marruecos. Cuando se adoptan actitudes públicas poco clara la dignidad y la transparencia conviene demostrarlas.

Con su visita, acogida entusiásticamente por las autoridades marroquíes, parece que pretendiese negar la evidencia de las decenas de diputados y cargos públicos de su mismo Estado, de las reiteradas comisiones ciudadanas que fueron obligadas a abandonar el aeropuerto de El Aaiún sin llegar a desembarcar en el mismo, cuando no imposibilitadas o impedidas de acceder al vuelo ya contratado por anunciar su deseo de comprobar el respeto de los Derechos Humanos de la población saharaui por parte de las autoridades marroquíes de ocupación. Una situación que incluye detenciones arbitrarias, juicios sin garantías, violación de domicilios, maltrato a bienes y personas con desconsideración de edad o sexo y que ha sido puesto de manifiesto por los informes del Consejo General de la Abogacía de España, Amnistía Internacional y Human Rights Watch. Un conjunto de abusos y vejaciones que se ocultan tras el muro de más de 2.800 kilómetros con el que Marruecos cerca al Sáhara y sus habitantes y con los millones de minas que circundan el mismo en sus zonas de paso y que convierten al Sáhara Occidental en el presidio mayor que se haya construido en el mundo contemporáneo, un Guantánamo marroquí a sólo 100 km. de las costas canarias y cuya lista de afectados se ha visto incrementada bien recientemente con un muerto y varios heridos civiles. ¿Para ellos no hay respeto ni recuerdo señor Diputado Callejón? ¿Por qué se le ha otorgado a Vd. un derecho que se le ha negado a otros ilustres compañeros suyos y a muchos ciudadanos de su mismo Estado?

La parte más insultante y desacertada de sus actos y declaraciones es cuando se hace eco de los “avances” conseguidos por Marruecos en el tema de los Derechos Humanos. ¿Tal vez porque lo que ayer, en los tiempos de plomo de Hassan II, eran desaparecidos ahora sólo son injustos encarcelados? ¿Quizá porque las muertes brutales han sido sustituidas beneficiosamente por las torturas físicas o psicológicas? ¿Lo acredita acaso en su condición de médico? Créanos, es Vd. un indigno defensor de los Derechos Humanos e irresponsable representante de nuestra clase política.

Ante estos hechos, pedimos al Gobierno la rectificación y la pública condena de la actuación y actitud de este Diputado, a su Partido la sanción y reprobación de sus actos, y al Sr. Callejón su renuncia a una representación que le viene grande al tiempo que le emplazamos a hacerse responsable político de sus actos irresponsables y a demostrarnos la limpieza y el desinterés de sus, cuando menos, desinformadas y desafortunadas actitudes.

Comisión Permanente CEAS-Sáhara
 
Documentos adjuntos a este artículo :
   
  • CEAS condena las irresponsables declaraciones de Juan Callejón Baena, Diputado del PSOE