Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
El jefe de la delegación saharaui califica de importante y útil Manhasset III Nueva York (Naciones Unidas)

SPS, 10 de enero de 2008

La tercera ronda de negociaciones entre el Frente Polisario y el reino de Marruecos, mantenida del 7 al 9 de enero 2008 en Manhasset, cerca de Nueva York, no ha alcanzado las metas esperadas y las negociaciones siguen estando bloqueadas, aunque el jefe de la delegación saharaui, Mahfud Ali Beiba, lo califica de importante y útil.

Tras los dos primeros encuentros mantenidos en junio y agosto pasados, la tercera ronda ha permitido, según el jefe de la delegación saharaui en una declaración a la prensa al terminar el encuentro, "consolidar las posiciones defendidas por el Frente Polisario, posiciones que pretenden profundizar las negociaciones entre Marruecos y los saharauis con vistas a poner en práctica las resoluciones del Consejo de Seguridad que piden que se organice un referéndum de autodeterminación en el Sáhara Occidental bajo la responsabilidad de Naciones Unidas". "Esta tercera ronda se ha centrado sobre todo en el examen de algunas medidas de confianza y en la aplicación de las resoluciones 1754 y 1783 del Consejo de Seguridad", explicó, recordando que sobre la mesa de negociaciones existen dos propuestas de igual valor que "deben conducir a una solución política del conflicto". Manhasset III, siguió diciendo el delegado saharaui, ha dado nuevamente la posibilidad de reafirmar la disponibilidad del Frente Polisario para examinar todas las opciones y todas las proposiciones que aseguren la libre elección del pueblo saharaui por la paz y la seguridad en el Sáhara Occidental y en la región. La delegación saharaui, calificando de importante esta tercera edición de las negociaciones, estima que ha permitido profundizar el debate político sobre la forma y los métodos de aplicación de las resoluciones de la ONU para encontrar una solución mutuamente aceptable que asegure que el pueblo saharaui pueda ejercer libremente su derecho a la autodeterminación.

Por otra parte, la delegación estima que Naciones Unidas debe desempeñar un papel "activo y dinámico" para hacer avanzar el proceso de negociaciones, reconociendo que se trata de un proceso "largo y difícil".

La delegación saharaui, qui dice estar dispuesta a debatir de forma profunda las medidas de confianza, pide igualmente a Naciones Unidas que proteja a la población saharaui enfrentada con la represión marroquí. Respecto a la cuarta ronda de negociaciones prevista del 11 al 13 del próximo marzo, en Manhasset de nuevo, el jefe de la delegación saharaui indicó que espera, sobre todo tras el recorrido de Peter Van Walsum por la región en el próximo mes de febrero, que sean negociaciones "reales e intensivas" que aborden el conjunto de los problemas con los que de enfrentan las dos partes en conflicto. "La delegación saharaui saluda el anuncio de una cuarta ronda de negociaciones que tenga como objetivo principal lanzar negociaciones sustanciales como ha pedido el Consejo de Seguridad. Reclama de la parte marroquí que abandone la política del hecho consumado y renuncie a querer imponer una solución unilateral", declaró. Pide también a la parte marroquí que "inscriba su trayectoria en la legalidad internacional para la búsqueda de una solución de acuerdo con las disposiciones defendidas por la comunidad internacional", señaló aún el jefe de la delegación saharaui en Manhasset III.