Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
Las fuerzas del orden hieren a un fotógrafo español durante una manifestación en Rabat

http://www.rsf.org/article.php3?id_article=27158

23 de mayo de 2008, Marruecos

Reporteros sin Fronteras condena la agresión sufrida, el 21 de mayo de 2008, por Rafael Marchante, fotógrafo de la agencia de prensa Reuters, mientras cubría una manifestación de licenciados en paro en Rabat.

“No es la primera vez que agraden a un periodista en manifestaciones reprimidas por las fuerzas del orden. Aun resulta más inadmisible que los hechos se hayan producido delante de la sede del Parlamento. En el actual contexto de deterioro de la situación de la libertad de prensa en el reino, nos tomamos el incidente muy en serio y pedimos al Ministro del Interior que adopte las medidas necesarias para que no vuelva a ocurrir”, ha declarado la organización. El 21 de mayo de 2008 Rafael Marchante, corresponsal en Marruecos de la agencia Reuters desde hace dos años, fue agredido por cinco miembros de las fuerzas auxiliares, un servicio de orden que depende del Ministerio del Interior, mientras cubría una manifestación de licenciados en paro, delante del Parlamento en Rabat. “Todas las semanas se producen estas manifestaciones ante el Parlamento. Me parece que aquel día yo era el único que la estaba cubriendo. Los miembros de las fuerzas del orden atacaban violentamente a los manifestantes, sobre todo a algunas jóvenes, dándoles patadas en la cara. Entre cinco y siete agentes se dirigieron hacia mí, me quitaron una de las cámaras de fotos y me dieron una paliza. Saqué mi acreditación, concedida por el Ministerio de Información, pero el que parecía ser el superior la rompió y después se dedicó a darme puñetazos”, ha declarado el fotógrafo español a Reporteros sin Fronteras.

En abril de 2008, tres periodistas marroquíes ya fueron maltratados por la policía cuando cubrían una manifestación, delante del Parlamento, contra la subida de los precios de la alimentación. Dos años antes, Hassan Fatih, corresponsal del canal de televisión Al-Jazira, fue agredido al margen de una concentración de familias de presos, delante del Ministerio de Justicia. Finalmente, en diciembre de 2004, unos agentes del Cuerpo Móvil de Intervención propinaron una paliza a Lahcen Aouad, de Assahifa, cuando se disponía a fotografiar a un licenciado en paro que simulaba un intento de suicidio ante las verjas del Parlamento.

Por otra parte, Reporteros sin Fronteras recuerda que el periodista Mostapha Hurmatallah sigue detenido en la cárcel de Okacha (Casablanca), donde cumple una condena de siete meses de cárcel. El 6 de mayo de 2008 la organización envió un correo al rey Mohammed VI, apoyando la petición de indulto presentada por la familia del periodista.