Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
El presidente de la Diputación de Ciudad Real recibe al primer grupo de niños saharauis que llega a Castilla-La Mancha

EUROPA PRESS, 7 de julio de 2008 Ciudad Real

El presidente de la Diputación de Ciudad Real, Nemesio de Lara, acompañado por el vicepresidente Ángel Caballero, recibió hoy en la localidad de Herencia, donde se ha instalado por segundo año consecutivo el centro base de recepción de expediciones con referencia regional, al primer grupo de niños saharauis que pasarán el verano en Castilla-La Mancha gracias al programa "Vacaciones en Paz".

De Lara, que resaltó que si no fuera por ayuntamientos como el de Herencia "los chicos llegarían en peores condiciones de organización", explicó que la Diputación correrá con los gastos del viaje de los alrededor de 250 escolares con edades comprendidas entre los 7 y 12 años que serán acogidos este año en la provincia con el objetivo de que a las familias de acogida y a los ayuntamientos les resulte menos gravoso, informó la Diputación de Ciudad Real en un comunicado. "Estamos con y por la causa saharaui, incluyendo la causa política, y seguiremos apostando por reivindicar los derechos de este pueblo, que se les devuelva la tierras de donde fueron expulsados, ha dicho para añadir a continuación que la institución provincial aporta el 2,5 por ciento de los ingresos corrientes a cooperación internacional. En este sentido añadió que "el único colectivo que da, sobre todo amor, a cambio de nada", que la colaboración de la Diputación con el programa "Vacaciones en Paz" es una de las líneas de apoyo al pueblo saharaui que mantiene abiertas la Institución provincial, puesto que también financia íntegramente un programa de prácticas homologadas de estudiantes de Magisterio en el Sahara; otro de becas a cooperantes; y permanece vigente un convenio con la wilaya de El Aaiún que les permite lograr sustanciales mejoras dentro de la precaria situación en la que viven.

Del mismo modo, De Lara hizo un llamamiento para que la ciudadanía se sensibilice con la situación que se vive en los campamentos de refugiados, ya que considera que el pueblo español, con su solidaridad, tiene que contribuir a hacer justicia social con la comunidad saharaui. "Mis palabras esta mañana son de reconocimiento y agradecimiento por tanta generosidad de las familias que van a acoger durante dos meses a un niño o a una niña saharaui", indicó. "Acoger a un chico supone librarlo de una enfermedad que aquí se cura fácilmente, alimentarlo adecuadamente, ofrecerle qué es el mundo distinto a lo que están viviendo. Y decirle a la calle que no todo es materialismo, que sigue mereciendo la pena luchar por la igualdad total de todos los seres humanos del planeta", señaló.

De Lara estuvo acompañado de los delegados del pueblo saharaui en Castilla-La Mancha y en Ciudad Real, Bula he Mohamed Fidel, y Abdelahe, respectivamente, y también con los coordinadores en la región y en la provincia del programa "Vacaciones en Paz", Silvestre del Río y Paco Real. Por su parte, el alcalde de Herencia, Fernández Almoguera explicó que por una causa tan importante como es la defensa del pueblo saharaui "nos tenemos que mostrar abiertos, con la sonrisa que estamos recibiendo a los pequeños cuando llegan a la localidad". También enfatizó el primer edil de Herencia no cómo desde el entorno local "podemos hacer pedagogía y podemos ayudar a estos chavales que gracias al programa de Vacaciones en Paz vienen a disfrutar, compartir y a dar mucho a las personas que estamos acostumbrados a vivir en un mundo marcado por el consumismo".

Finalmente, el delegado del Pueblo Saharaui en Ciudad Real mostró su agradecimiento porque "una parte de población vulnerable de los campamentos de refugiados, que son los más pequeños, van a sufrir menos, van a conocer otra realidad y van a recibir de las familias castellano-manchegas calor humano y solidaridad". Abdelahe también agradeció a las familias de acogida su gesto y les trasmitió el agradecimiento de los padres biológicos de los niños que participan este año en el Programa Vacaciones en Paz.

Por último, Abdelahe trasmitió la gratitud del pueblo saharaui al Ayuntamiento de Herencia, "por abrirnos las puertas de su población solidaria para que los niños se acojan en un clima de tranquilidad".