Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
No olvidemos a los saharauis. Niko Schvarz

La República
Montevideo, 19 de setiembre de 2007

OPINION INTERNACIONAL
No olvidemos a los saharauis
NIKO SCHVARZ

El III Congreso del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil (del 31 de agosto al 2 de setiembre) contó con una delegación del Frente Polisario, que en una mesa redonda informó "sobre la rebelión pacífica que desde mayo de 2005 sostiene la población saharaui contra las fuerzas represivas marroquíes en los territorios del Sahara Occidental, ilegalmente ocupadas desde 1975 por el reino de Marruecos". Una de las resoluciones adoptadas en el Congreso alude a la situación específica de la República de Sahara Occidental, bajo el título: "Respeto a la soberanía y autodeterminación de los pueblos y naciones". Reuniones cerca de New York.

La misma expresa: "Defendemos el derecho de todos los pueblos a la autodeterminación y consideramos el respeto a la soberanía nacional un principio incuestionable de nuestra política internacional. Por ello apoyamos la constitución de un Estado libre e independiente para el pueblo saharaui, la República del Sahara Occidental".

Poco después Marruecos y el Frente Polisario realizaron negociaciones durante dos días cerca de la sede de la ONU y con la mediación de ésta a través del enviado especial del secretario general, Peter van Walsum. Participaron también delegados de los países vecinos, Argelia y Mauritania, aunque sin poder intervenir en el diálogo directo. Estas rondas se celebran por segunda vez en menos de tres meses, después que a lo largo de siete años no hubiera habido conversaciones entre las partes. El objetivo es la búsqueda de una solución negociada sobre el Sahara Occidental, colonia española hasta 1975, año en que España se retiró (y de hecho Marruecos ocupó el lugar). Estas conversaciones, así como las anteriores, tuvieron lugar en Manhasset, a unos 40 kilómetros de Nueva York, en el complejo de Greentree, utilizado por la ONU para reuniones en un marco de discreción. A juicio de van Walsum, la reunión finalizó sin grandes progresos y con la intención de reunirse de nuevo, probablemente en Ginebra, y sin fijar fecha. El jefe de la delegación marroquí y ministro del Interior, Chakib Benmusa, dijo que deseaba aguardar, para ello, el resultado de las elecciones de este mes en su país. A instancias del enviado especial, ambas partes abordaron también asuntos específicos como la gestión de los recursos naturales y de las administraciones locales. "Las partes consideran que el status actual es inaceptable y se comprometieron a seguir negociando de buena fe", dijo el mediador. También se abordó el problema de fondo, en que existen dos posiciones enfrentadas.

Dos posiciones enfrentadas Marruecos presentó una iniciativa de autonomía limitada y bajo su soberanía para el territorio del Sahara Occidental, mientras el Frente Polisario viene reclamando un referéndum mediante el cual los saharauis puedan decidir entre esa autonomía y la independencia.

El jefe de la delegación saharaui, Mahfud Ali Beiba estimó que este segundo contacto fue positivo en la medida en que permitió al Polisario exponer las ventajas de su propuesta "para lograr una solución justa y duradera en relación a la descolonización del Sahara Occidental". En declaraciones a la prensa señaló: "Marruecos aseguró que la mayoría de la población saharaui está de acuerdo con su propuesta. Que lo demuestre sometiéndola a plebiscito". Esta posibilidad fue rechazada de plano por Marruecos. En un comunicado Beiba expresa el anhelo de que en la venidera tercera ronda "Marruecos acabe con sus maniobras dilatorias y se comprometa de buena fe a la efectiva puesta en práctica de la resolución 1754 del Consejo de Seguridad de la ONU". Añade que otro de los objetivos del Polisario en la reunión fue "asegurar que Marruecos ponga fin a sus prácticas represivas y a las repetidas violaciones de los Derechos Humanos en los territorios ocupados del Sahara Occidental".

El delegado del Polisario en España, Brahim Gali, abona estos conceptos. "La ocupación de los territorios sigue siendo intensísima", declara. "La represión diaria continúa. Sigue la confrontación frente a pacíficos manifestantes entre los que se encuentran personas de todas las edades: niños, adolescentes, mayores... Siguen también los juicios sumarísimos y la condena injustas". Un informe del Alto Comisionado de la ONU para los DDHH que visitó Sahara Occidental concluye que "la situación de los derechos humanos es profundamente preocupante. Los saharauis están privados del derecho a la autodeterminación y sobre los demás derechos fundamentales pesan restricciones severas, especialmente el derecho a la libertad de expresión, de asociación y de reunión".

Solidaridad frente a la represión marroquí Un informe más reciente de Amnistía Internacional señala en forma documentada que "decenas de saharauis han sido encarcelados como presos de opinión y torturados a causa de sus posiciones nacionalistas, por haber defendido el derecho de su pueblo a la autodeterminación y por apoyar al Frente Polisario".

Al mismo tiempo la causa del pueblo saharaui se abre camino y se multiplican las muestras de solidaridad. La activista saharaui de DDHH Aminetu Haidar, ex presa política, ha sido honrada con el premio Silver Rose Award 2007 por parte de una organización austriaca, lo que contó con el beneplácito del Intergrupo del Parlamento Europeo para el Sahara Occidental. La anterior galardonada fue la presidenta de Finlandia, Tarja Halonen.

El escritor español Luis Leante, ganador de la última edición del premio Alfaguara de novela, visitó la región y expresó su apoyo total a la causa de la independencia del pueblo saharaui, concepto compartido por escritores y organizaciones sociales en todo el mundo. *