Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
LA AUDIENCIA NACIONAL CONCEDE EL ESTATUTO DE REFUGIADO A HASSANNA AALIA

Finalmente, y tras 5 años de lucha, la Audiencia Nacional concedió el pasado lunes 3 de octubre el Estatuto de Refugiado Político a nuestro amigo y compañero Hassanna Aalia. Esta concesión revoca la decisión de denegación que tomó la Oficina de Asilo y Refugio (OAR) respecto a su solicitud de protección Internacional presentada por el abogado de CEAR Euskadi que ha llevado todo el proceso, Javier Canivell.

Desde CEAS-Sahara queremos también agradecer enormemente todo el esfuerzo y la constancia que miles de personas solidarias con el Pueblo Saharaui han demostrado con el caso de Hassanna, al que han dado su apoyo incondicional hasta llegar a este momento. Por toda esta solidaridad, no solo con Hassanna, es por la que estamos orgullosos de formar parte del movimiento solidario con el Pueblo Saharaui, uno de los movimientos sociales más mayoritarios de nuestro estado.

Además queremos dejar muy claro que esto no acaba aquí, desde CEAS-Sahara seguiremos apoyando y luchando para que el Pueblo Saharaui, nuestro pueblo hermano pueda volver a un Sahara Libre e Independiente. Poco a poco vamos ganando batallas y sin duda alguna al final ganaremos "la guerra".

Ayer miércoles tuvo lugar una rueda de prensa en Bilbao en la que Hassanna estuvo acompañado por la directora de CEAR Euskadi, Patricia Bárcena, así como por su abogado, que recordó que “aunque es una gran noticia" debemos "recordar que lamentablemente no suele ser habitual la concesión de la protección para las y los saharauis. De hecho en 2015, se registraron en el Estado 15 solicitudes de personas procedentes del Sahara Occidental; 31 en 2014, pero no hubo ninguna concesión durante el mismo año.

La decisión de la Audiencia Nacional, que puede ser recurrida, representa para el activista "una victoria colectiva" de las miles de personas que le han apoyado desde que lo solicitó hace cinco años. Hassanna ha agradecido su labor al equipo jurídico y a las ONGs que le han acompañado, así como al movimiento solidario que le ha arropado en este tiempo y tiene muy claro que se trata de "una victoria colectiva también para el Pueblo Saharaui, para los presos políticos saharauis que cumplen condenas muy duras"

Ha añadido que la celebración por este éxito en los tribunales será "cuando salgan todos los presos políticos y cuando los refugiados de todos los países puedan tener un lugar digno donde vivir libremente".

El gobierno español tiene un mes para recurrir ante el Tribunal Supremo la sentencia de la Audiencia Nacional aunque Hassanna confía en que no lo haga pero deja claro que si lo hiciera, "seguiremos luchando".

El Ministerio del Interior rechazó en enero del año pasado la solicitud con el argumento de que el saharaui afronta un proceso judicial en Marruecos y decretó una orden de expulsión contra el activista saharaui. El joven recurrió y mientras se resolvía el recurso la Audiencia Nacional decidió paralizar temporalmente la orden de salida obligatoria del territorio español dictada por el Ministerio.

La sentencia, comunicada a CEAR hace dos días, recoge que "la resolución del Ministerio de Interior no era ajustada a Derecho", "reconoce que Hassanna es un activista de los Derechos Humanos de la causa saharaui" y que "ha sufrido torturas, injurias y detenciones ilegales y que, en caso de ser devuelto a Marruecos, sufriría un grave riesgo", ha explicado Canivell.

El abogado del activista ha entendido que esa decisión del Gobierno "fue injusta e ilegal", ya que se apoyaba en el procedimiento del tribunal militar de Rabat que según denunciaron organizaciones como Amnistía Internacional, Human Rights Wach y el Consejo General de la Abogacía Española, se había resuelto sobre pruebas y testimonios falsos, con vulneración del derecho de defensa y de todos los convenios europeos de Derechos humanos. "Ni Hassanna ni el resto de personas enjuiciadas pudieron tener un juicio justo, que se adecuase a los estándares que en nuestro entorno para ser considerado un juicio válido", ha estimado.

Así, en nombre de CEAR, ha expresado su satisfacción con la sentencia si bien han lamentado que haya llegado "después de cinco años de incertidumbre y miedo" y ha denunciado "que hay otros muchos Hassannas que no consiguen llegar a España porque se mueren por el camino" y otros que al llegar "se encuentran con fronteras y visados".

Por ello ha pedido "vías seguras" para las personas que quieren entrar en España y que "se cumplan con ellos los compromisos con la convención de Ginebra y la Ley de Asilo", "y se lleve a cabo una política de asilo responsable, generosa y solidaria".

No podemos olvidar que las personas saharauis refugiadas SON NUESTROS REFUGIADOS Y REFUGIADAS porque el Estado español sigue siendo la potencia administradora del territorio del Sahara Occidental, tal y como dicta la legalidad internacional.

Esta es una muy buena oportunidad para que el Estado español enmiende de alguna forma sus reiterados errores cuando se trata del Pueblo Saharaui y sobre todo el gran error que cometió al denegarle el estauto de refugiado político a Hassanna, condenado por un tribunal militar (como otros 23 saharauis que siguen en las cárceles marroquís) y perseguido por participar en la protesta pacífica de Gdeim izik, a las afueras de El Aaiun ocupado en 2010.

Una vez más, con la denegación del asilo a Hassanna, el Estado español queda en evidencia como lo suele hacer siempre que se trata del Sahara Occidental y del Pueblo Saharaui. Lo hizo en 1975 al abandonar a este pueblo hermano a su suerte, firmando los ilegales Acuerdos Tripartitos de Madrid y entregando el territorio a Marruecos y Mauritania, intentando zanjar de una forma vergonzosa el proceso de descolonización, que a día de hoy sigue inconcluso.

Y lo sigue haciendo hoy postulándose del lado marroquí y habiéndose convertido en firme defensor y socio preferente de la potencia ocupante que vulnera diariamente y de forma flagrante con una dura represión los derechos más básicos de la población saharaui que sigue viviendo en los territorios ocupados del Sahara Occidental y que por culpa de la ocupación marroquí se ha convertido en una ciudadanía de 2ª en su propia tierra.

ENHORABUENA HASSANNA!!!

SAHARA LIBRE YA!!!

SEGUIREMOS DEFENDIENDO HASTA EL FINAL
LOS DERECHOS DEL PUEBLO SAHARAUI!!!