Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
REPRESIÓN EN LOS TERRITORIOS OCUPADOS DEL SÁHARA OCCIDENTAL

La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara), entidad integrante de la “Federación de Asociaciones de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos”, organismo con estatuto consultivo en el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas, expresa su preocupación por el recrudecimiento de la represión contra las y los defensores de los derechos humanos en el Sáhara Occidental.

Coincidiendo con la publicación del Informe de Amnistía Internacional 2015/2016La situación de los derechos humanos en el mundo” que documenta la situación de los derechos humanos y denuncia nuevamente la persistencia en el Sáhara Occidental de persecuciones políticas, abusos contra los derechos humanos, el uso excesivo de la fuerza contra manifestaciones pacíficas que reclaman el derecho a la autodeterminación, malos tratos, el cierre del territorio a la observación independiente o las trabas impuestas a las organizaciones locales de defensa de los derechos humanos.

No podemos olvidar que el papel que juegan los defensores de los derechos humanos en los territorios ocupados del Sáhara Occidental es fundamental para visibilizar y denunciar las continuas violaciones de los derechos más elementales, y combatir la impunidad con la que operan las fuerzas de ocupación desde hace décadas.

En este contexto de recrudecimiento de la represión queremos llamar la atención sobre graves situaciones que ponen nombre y apellidos concretos a estas vulneraciones constantes del derecho internacional de los derechos humanos cometidas por las autoridades marroquíes:

• El trato recibido por Elgalia Djimi conocida defensora de los derechos humanos a la que se le ha impedido viajar a Ginebra para participar en la sesión del Consejo de Derechos Humanos, estando su caso actualmente presentado ante el Relator de Naciones Unidas sobre la situación de los y las defensoras de los derechos humanos en solicitud de amparo.

• La huelga de hambre a la que han tenido que recurrir los presos políticos de Gdeim Izik injustamente condenados y que llevan años pudriéndose en las cárceles marroquíes.

• La situación de Ali Salem Tamek, que en huelga de hambre como última vía de lucha pacífica, únicamente reclama algo tan fundamental y peligroso para la seguridad como estudiar en la Universidad.


EXIGIMOSla apertura total del territorio como la única medida que puede poner fin a la represión y las violaciones a los derechos humanos contra la población civil saharaui.

EXIGIMOS igualmente la liberación de todos los presos políticos y la implicación de la MINURSO (Misión de las Naciones Unidas para el referéndum en el Sáhara Occidental), única presencia de la ONU en el territorio, para que supervise la situación de los derechos humanos y proteja a la población saharaui.

El Sáhara Occidental no es un limbo jurídico. En vísperas de la celebración de la 31º Sesión del Consejo de Derechos Humanos de Ginebra, y en vísperas de la visita del Secretario General de la ONU al territorio, las Naciones Unidas no pueden seguir haciendo oídos sordos al grito unánime y pacífico de todo un pueblo por ejercer su legítimo derecho a la autodeterminación.



CEAS-Sáhara

Madrid, 26 de febrero de 2016