Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
CARTA A LOS PARTIDOS DESPUÉS DE LAS ELECCIONES DEL 20D

Por un Pacto Social y Político
por la Descolonización del Sahara Occidental

Desde hace cuatro décadas, el Pueblo Saharaui mantiene una perseverante lucha contra la ocupación ilegal de su País por el Reino de Marruecos. Una lucha sustentada por la firme voluntad de un Pueblo que ha dado pruebas de resistencia, dignidad y determinación por recuperar la libertad y construir su futuro en paz, democracia y libertad. Un Pueblo que únicamente aspira a ver reconocida su identidad nacional.

El Estado español abandonó el Sahara Occidental sin concluir el proceso de descolonización que habíamos iniciado y sin respetar su derecho a la autodeterminación debido al chantaje que supuso la "Marcha Verde". No obstante, sin lugar a dudas, nuestra responsabilidad persiste en la actual situación y conforme al Derecho Internacional, después de 40 años; no podemos olvidar que los denominados Acuerdos Tripartitos de Madrid por los que se cedía el Sahara Occidental a Marruecos y Mauritania, son nulos de pleno derecho, ya que no se podía ceder la soberanía del territorio pendiente de descolonizar. Por tanto, el Estado español sigue siendo la potencia administradora de iure del territorio según Naciones Unidas. Son 40 años sin hacer frente a la responsabilidad que tiene con su ex colonia, una parte de cuya población vive bajo dominio militar marroquí y la otra en los campamentos de población refugiada cerca de Tinduf.

La violación del Derecho a la Autodeterminación en el Sahara Occidental, no solamente ha arrojado al pacífico Pueblo Saharaui a un drama que sigue sufriendo sus diarias y catastróficas consecuencias, sino que también ha provocado en toda la región del norte de África, durante cuatro décadas, una inestabilidad endémica que ha hipotecado todo intento de lograr un desarrollo económico, social y político, tan ansiado y necesario en la región.

El movimiento de solidaridad con el Sahara, se congratula de los resultados de las elecciones generales del pasado 20D, que han reflejado de manera democrática e inequívoca el deseo de cambio y renovación que tiene la ciudadanía española en estas circunstancias. Teniendo en cuenta su contribución y compromiso con el nuevo cambio, les solicitamos, a los nuevos representantes políticos, que hagan prevalecer la justicia y el respeto a los derechos humanos en el mundo entero, con una nueva política exterior y de solidaridad, y en particular, con un firme compromiso con el Pueblo Saharaui que requiere acciones en los diferentes foros nacionales e internacionales, en defensa de su derecho a la autodeterminación e independencia.

En definitiva, creemos que es la hora del cambio también para la política del Estado español con respecto al Sahara Occidental, para trabajar de forma unitaria por una política digna, sin gobernar de espaldas a la gente que demanda como algo interno y propio la defensa de la libertad y los derechos humanos de este Pueblo hermano.

Por todo lo anterior, le pedimos que su Partido se comprometa, como prioridad y deber derivado de nuestra responsabilidad como Estado español, para que el próximo Gobierno trabaje activamente en el marco del Consejo de Seguridad de la ONU, dentro del Grupo de Amigos del Secretario General de NNUU, en la Unión Europea, etc… a favor de la realización de un referéndum de autodeterminación que asegure la expresión libre y autentica de la voluntad del Pueblo Saharaui, en aplicación pertinente de las Resoluciones de la Unión Africana (UA) y de las propias Naciones Unidas, implicándose más en la búsqueda de una solución justa y definitiva.

Actualmente, y ante el nuevo escenario político que se configura, confiamos en este papel activo que puede y debe jugar el Parlamento, a través del Intergrupo Paz y Libertad para el Sahara , para intervenir en el desbloqueo de un conflicto que consideramos como propio, esperando de todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria una decidida participación y apoyo a una solución de acuerdo con el Derecho Internacional, a través de la aprobación y aplicación consensuada de un Pacto de Estado por la Descolonización del Sahara Occidental.

Nos encontramos, seguramente, ante una de las últimas oportunidades para encontrar una solución pacífica, que evite una innecesaria escalada de tensión, y nuestro nuevo Gobierno debe apoyar, en su calidad de miembro del Consejo de Seguridad en el 2016, la libre determinación del Pueblo Saharaui, que no supone posicionarse del lado de una de las partes, sino simplemente apoyar la legalidad y el derecho internacional.

Finalmente, nuestro movimiento quiere trasladarles sus felicitaciones más sinceras por los resultados y les desea éxito en esta nueva etapa, al tiempo que les reiteramos, ante una nueva forma de hacer política que priorice la dignidad y los derechos de todas las personas y los pueblos, nuestro compromiso y colaboración.

Les reiteramos igualmente nuestro firme compromiso con los derechos del Pueblo Saharaui, a quien acompañaremos hasta el ansiado retorno a su tierra, para construir un país en paz y libertad.

José Taboada
Presidente de CEAS-Sáhara