Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
#AsiloParaHassanna: POR LOS DERECHOS DEL PUEBLO SAHARAUI

El pasado 19 de enero, la Policía española entregó a Hassanna Aalia, joven activista saharaui de 26 años, el auto de resolución de asilo político en el que se le comunicó la denegación de la protección y se le anunció la salida obligatoria del territorio español. Aalia fue juzgado en rebeldía por el Tribunal Militar de Rabat en febrero de 2013, condenado a cadena perpetua, por su participación en el campamento de Gdeim Izik a finales del año 2010, donde luchó por los Derechos Humanos, por la libertad y por la dignidad. El activista saharaui, si finalmente se ejecuta su traslado al Sáhara Occidental, será encarcelado en la prisión marroquí de Salé, en las proximidades de Rabat, donde ya cumplen condena otros 22 presos políticos saharauis del grupo de Gdeim Izik.

Hassanna llegó a España para estudiar, tras habérsele otorgado una beca. Una vez aquí, se le informó de que su nombre figuraba entre los que iban a ser procesados por el Tribunal Militar marroquí, por lo que solicitó el asilo político en enero del año 2012. Al no presentarse en el juicio, fue juzgado en rebeldía y, como hemos dicho, condenado a cadena perpetua. Ahora, el Ministerio del Interior español le deniega la protección, condenándole a la represión de un régimen, el marroquí, que sigue vulnerando los Derechos Humanos de los y las saharauis, como confirman numerosas organizaciones e instituciones internacionales y que ya ha ejercido la tortura contra Hassana en el pasado. El abogado de Aalia ha informado de que van a recurrir la medida ante la Audiencia Nacional, para que cautelarmente se paralice la orden de salida. Se abre así un proceso judicial que puede durar varios meses.

Los amigos y amigas del Pueblo Saharaui queremos mostrar nuestra absoluta repulsa ante esta decisión del Ministerio del Interior y exigimos que se le conceda a nuestro compañero Hassanna el asilo político de inmediato. De lo contrario, aseguramos que nos tendrán enfrente, luchando por sus derechos, al igual que por los derechos de todo el Pueblo Saharaui. También reclamamos al Gobierno español que adopte una postura resolutiva con respecto al resto de presos políticos saharauis, su liberación debe ser inmediata.

En este año 2015, en el que España ha entrado a formar parte del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, el Gobierno español tiene la oportunidad de redimirse de los errores del pasado. Por ello, es el momento de que se den pasos firmes en la resolución del conflicto saharaui, reclamando a las más altas instancias internacionales que se celebre el referéndum de autodeterminación que se le reconoce a este pueblo. Además, el Gobierno español, desde su responsabilidad legal, histórica y moral con el Sáhara Occidental, tiene que impulsar mecanismos urgentes para que se vigile el respeto de los Derechos Humanos de la población saharaui que vive en las zonas ocupadas por Marruecos.

Desde la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara), exigimos todo lo anteriormente expuesto con rotundidad. Del mismo modo, informamos que de no haber avances en este sentido, el Gobierno español nos tendrá claramente en su contra, frente a él. Lucharemos desde las calles, desde las urnas, desde los medios de comunicación.

Desde todos los espacios necesarios para lograr el respeto de la legalidad internacional y los Derechos Humanos. La amistad que nos une al Pueblo Saharaui es inquebrantable, y no vamos a permitir que su sufrimiento se perpetúe durante más tiempo. Se cumplen cuarenta años desde que España entregara ilegalmente el Sáhara Occidental al régimen marroquí. Un régimen que tortura, secuestra, asesina y encarcela a nuestros amigos y amigas saharauis.

Por ello, hacemos un llamamiento directo a toda la ciudadanía, a las fuerzas políticas, sindicales, a los movimientos sociales, para que se posicionen del lado de nuestro compañero Hassanna y de los derechos de este pueblo. Cuarenta años es una eternidad para aquella persona a la que intentan robarle la dignidad. Pero la dignidad del Pueblo Saharaui es enorme, invencible. Y sus amigos y amigas advertimos de que es el momento de escoger entre los Derechos Humanos, la libertad y la dignidad, o entre la represión y la negación de los valores y derechos más elementales.

ES EL MOMENTO. EXIGIMOS UN CAMBIO Y LO VAMOS A LOGRAR.

#AsiloParaHassanna

#PorLaLibertadDelPuebloSaharaui

#PorLosDerechosHumanos

#ReferéndumYa