Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
TODOS LOS ESFUERZOS Y LOS MEJORES OFICIOS EN LA BÚSQUEDA DE UNA SOLUCIÓN PARA EL CASO DE MAHAYUBA

Recién llegado de los campamentos de población refugiada en el Sahara, y como Presidente de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara, que agrupa a más de 200 organizaciones en todo el Estado Español, quiero dejar constancia de todos los esfuerzos que se están realizando por parte de las autoridades saharauis para conseguir un desenlace satisfactorio que permita a Mahayuba decidir libremente su destino.

Os puedo asegurar que el Frente Polisario está haciendo todo lo que está en su mano en la búsqueda de una solución a este conflicto privado y familiar, y que en ningún caso se le puede responsabilizar de ser el autor de tal retención, como se está haciendo entender por parte de algunas personas o entidades con oscuros intereses y perversas intenciones.

En la búsqueda de una solución que garantice la libertad de movimientos de Mahayuba, y con todos los buenos oficios de las autoridades saharauis, se tratar de no forzar una solución unilateral, -que provoque una herida insalvable en la familia de Mahayuba-, sino aconsejar y convencer a la familia, tal y como os puedo asegurar están tratando de hacer las autoridades desde el inicio de este conflicto. Como sabéis, existen otros cientos, miles de jóvenes saharauis en España que estudian y trabajan, que viven con familias españolas, y que no tienen ningún problema en viajar regularmente a ver a sus familias biológicas y luego regresar a continuar con sus estudios o trabajos.

Tal y como he podido comprobar personalmente, las autoridades saharauis están haciendo todo lo posible por conjugar y equilibrar la libertad y los derechos de Mahayuba, en primer lugar, con las tradiciones y valores sociales y culturales que, diferentes a los nuestros, prevalecen en la sociedad saharaui.

Ahora bien, es del todo inaceptable, mezquino e insultante que se trate de buscar una solución a un problema familiar e individual mediante presiones, chantajes y castigos colectivos, amenazando con despojar de sus derechos básicos a otras miles de personas, refugiadas por la pasividad internacional, también del Estado Español, inocentes y ajenas a este problema estrictamente familiar.

De igual forma, no se puede acusar al Frente Polisario de pasividad y mucho menos de complicidad con esta situación, ante el cual, reitero, se están haciendo todas las gestiones utilizando los mejores oficios.

Debemos recordar, asimismo, que en el pasado reciente España ha sido condenada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) por otorgar la tutela de una niña saharaui a una familia de acogida española en contra del deseo de la madre biológica y las instituciones españolas no dijeron nada al respecto.

Estamos seguros que con el esfuerzo que estamos haciendo todos a favor de Mahayuba se llegará, lo antes posible, a un desenlace feliz. Personalmente he viajado al terreno y he constatado de primera mano el gran trabajo que se está haciendo para buscar una solución, y deseamos y pedimos, que el mismo esfuerzo que estamos haciendo sin descanso, se mantenga también hacia todos los y las saharauis, entre los cuales hay españoles de origen saharaui, que no solo sufren represión diaria por parte del régimen marroquí, sino que mueren a manos de sus fuerzas de ocupación, como es el caso de Babi Hamday Buyema, español de origen saharaui asesinado por las fuerzas de ocupación marroquí en el Sahara occidental, ante lo cual se ha abierto un sumario en la Audiencia Nacional.

José Taboada Valdés
Presidente de CEAS Sahara