Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
El nuevo acuerdo de pesca

El Parlamento Europeo ha dado el visto bueno a un nuevo acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos. Al aprobarlo, los eurodiputados que han votado a favor se hacen partícipes de esta ilegalidad. Este es un acuerdo que va contra el Derecho internacional. Las aguas del Sáhara Occidental no pertenecen a Marruecos. Los recursos naturales de esta zona pertenecen a los saharauis.

La UE no se puede hacer cómplice de un régimen que reprime diariamente a un pueblo. No se puede comerciar con la potencia ocupante las riquezas naturales que no le pertenecen. El régimen marroquí sigue violando los Derechos Humanos en los territorios ocupados. Este año, la MINURSO, la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental, renovó su mandato sin incluir entre sus competencias la vigilancia de los derechos humanos. Es una vergüenza que la Comunidad internacional permanezca impasible ante esta injusticia. Además, este mismo mes de septiembre fueron identificados ocho saharauis en fosas comunes en el Sáhara Occidental. Las “desapariciones” están probadas.

Es necesario que Naciones Unidas incluya la vigilancia de los derechos humanos, y el Gobierno español debe ayudar activamente a la búsqueda de una solución justa y democrática que respete el derecho del pueblo saharaui a decidir libremente su futuro y poder disponer de sus riquezas naturales.

José Taboada Valdés.

Presidente de CEAS-Sáhara.

en elpais.com