Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
UN JOVEN MANIFESTANTE SAHARAUI MUERE POR DISPAROS DEL EJÉRCITO MARROQUÍ

NUEVO CRIMEN CONTRA LA INDEFENSA POBLACION SAHARAUI

Un nuevo crimen ha sido perpetrado por el ejército marroquí contra la indefensa población saharaui por intentar ejercer sus derechos de expresión y manifestación. Un joven murió en la tarde del lunes 23 en la ciudad de Assa, al sur de Marruecos, a causa de los disparos de la gendarmería marroquí.

Defensores saharauis de Derechos Humanos en los territorios del Sáhara Occidental ocupado por Marruecos informan de que la ciudad de Assa esta sitiada y se han producido violentos enfrentamientos entre el ejército y la población, con una treintena de heridos hasta el momento.

Desde CEAS-SÁHARA denunciamos este brutal acto de represión por parte de las fuerzas de seguridad y del ejército de Marruecos contra una población indefensa, que lo único que hace es reclamar los más mínimos derechos, y que ha costado la vida de un joven.

Esta nueva víctima de la represión marroquí contra la población saharaui se une a una larga lista de detenciones arbitrarias, torturas, encarcelamientos, desapariciones, y brutales ataques contra manifestaciones pacíficas.

Una vez más se pone de manifiesto la necesidad de que la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) tenga entre sus cometidos la vigilancia del ejercicio de los Derechos Humanos. Dicha cuestión cuenta con la oposición frontal de Marruecos, y fue objeto de debate en la última renovación del mandato al proponer EEUU la inclusión. Finalmente, Francia, España y Rusia se opusieron.

CEAS-SAHARA hace un llamamiento a organismos internacionales como Naciones Unidas y la Unión Europea para que investiguen “in situ” lo ocurrido, y pide al Gobierno de España que mantenga una postura clara de denuncia contra este tipo de actos criminales cometidos por Marruecos.