Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
El movimiento solidario con el Sahara condena la cesión de armas a Marruecos por el Gobierno español - Dos empresas nórdicas retiran sus inversiones del Sahara por la ilegalidad de la explotación de sus fosfatos por Marruecos


- El movimiento solidario con el Sahara condena la cesión de armas a Marruecos por el Gobierno español

- Dos empresas nórdicas retiran sus inversiones del Sahara por la ilegalidad de la explotación de sus fosfatos por Marruecos

Madrid/Canberra.- La Confederación Española de Asociaciones Solidarias Con el Sahara (CEAS-Sahara) ha condenado a través de un comunicado remitido al Servicio de Comunicación Saharaui en Canarias (SCSC) “los acuerdos militares del Gobierno español con Marruecos” y ha advertido de “la cobertura que España está dando a los planes del reino marroquí para consolidar la ocupación ilegal del Sahara Occidental, y seguir manteniéndose en territorio saharaui por la fuerza y de forma fraudulenta, sin respetar las Resoluciones de las Naciones Unidas”.

En opinión de CEAS-Sahara, la reciente decisión del Gobierno español de “ofrecer lanzadores de bombas de fragmentación, GRATIS, a Marruecos supone otro paso que no favorece el diálogo para solucionar de una forma justa y pacífica el conflicto, y alienta la intransigencia marroquí, contribuyendo a mantener por la fuerza la ocupación ilegal de un territorio que sigue pendiente de descolonización”. CEAS-Sáhara condena a su vez “esta política de acuerdos militares con Marruecos que el Gobierno español lleva a cabo en estos últimos años, a los que se une este nuevo ofrecimiento gratuito de lanzadores de bombas de fragmentación”.

La nueva actuación del Gobierno de Rodríguez Zapatero “a favor de Marruecos y en contra de la legalidad internacional va”, para el movimiento español solidario con el Sahara “en contra del código ético de comercio de armas de la UE con otros países y contra la Ley de Comercio de Armas aprobada a finales del año 2007 por el Congreso de los Diputados, que prohíbe expresamente la venta de armas a países en conflicto o donde se violen los Derechos Humanos, entre los cuales figuran países como Marruecos, que es permanentemente denunciado por la violación de los mismos y por su continuidad del permanente conflicto en el antiguo Sahara españo”l.

Finalmente, CEAS-Sahara hace un “llamamiento urgente a la opinión pública española, a sus instituciones, a sus organizaciones políticas y sindicales, y al propio Gobierno de España, para que se paralicen de inmediato dichos contratos militares, ya que constituyen un desafío a la paz y la seguridad en toda la región, a la vez que violan una ley aprobada en el propio Congreso de los Diputados”. Con esta cesión gratuita de armas, “el Gobierno español se ha inclinado por rearmar al Ejército marroquí ante la posibilidad de un guerra en el Sahara, así como por fortalecer la impunidad de Marruecos en un territorio en el que, según las resoluciones de la ONU, España no ha dejado de ser formalmente la Potencia Administradora”, recuerda el comunicado.

Por otro lado, dos empresas nórdicas han retirado de sus carteras de inversión las acciones da una empresa australiana, la Wesfarmers, que importa fosfato ilegalmente extraído por Marruecos de los territorios ocupados del Sahara Occidental, anunció el domingo una asociación australiana de solidaridad con el Sahara.

La banca sueca Ohman Funds y la Norwegian Insurance Company (Noruega) tomaron por separado esta decisión el pasado diciembre, declaro satisfecha la Asociación Australiana sobre el Sahara Occidental (AWSA), en un comunicado difundido en su página de Internet al que tuvo acceso la agencia de noticias saharaui (SPS).

La Ohman Funds ha motivado su decisión de abandonar las acciones de la Wesfarmers por la "violación de las resoluciones de Naciones Unidas y de otros organismos internacionales" por la citada empresa australiana, respecto a la explotación que hace Marruecos de los recursos naturales saharauis, precisa AWSA.

"La implicación de empresas australianas (Wesfarmers, Incitec Pivot and Impact Fertilisers) en la explotación ilegal de los recursos naturales saharauis perjudica la reputación de Australia en el mundo" y "participa en prolongar los sufrimientos del pueblo saharaui", estima la asociación.

Las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos Human Rights Watch y Amnistía Internacional "han informado de que Marruecos viola los Derechos Humanos fundamentales en los territorios saharauis ocupados", recordó. AWSA ha subrayado igualmente que Naciones Unidas juzgó "ilegal" en 2002 la explotación de los recursos naturales del Sahara Occidental contra la voluntad de la población local.

Por su parte, Estados Unidos excluyó el territorio del Sahara Occidental, y por consiguiente los recursos naturales saharauis, del acuerdo de libre cambio que firmó con Marruecos en julio de 2004. (SCSC)