Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
Representantes del movimiento solidario viajan a los campamentos saharauis una semana después de la retirada de cooperantes

MADRID. 6/08/2012. Finalmente, una treintena de responsables de las Asociaciones de amigos del Pueblo Saharaui de todo el estado español viajarán mañana martes a los campamentos de Tinduf. El viaje fue anunciado la semana pasada, cuando el Ministerio de Exteriores decidió recomendar la repatriación de todos los cooperantes que trabajaban en la zona, alegando motivos de seguridad.

Para las Asociaciones, esta maniobra pone en peligro la continuidad de los proyectos de cooperación en los campamentos de población refugiada saharaui, que dependen totalmente de la ayuda exterior. Con este viaje pretenden demostrar su confianza en las medidas de seguridad adoptadas por las autoridades saharauis y argelinas y hacer un llamamiento contra el abandono que podría suponer la retirada de los proyectos que de desarrollan en estos campamentos.

La delegación estará compuesta por representantes de la práctica totalidad de las comunidades autónomas, que en menos de una semana han respondido unánimemente ante el llamamiento de la Coordinadora Estatal, CEAS-Sáhara. “Nos hemos visto desbordados, todo el mundo quería participar este viaje, que es más necesario que nunca. La decisión del Ministro también pretende acabar con los cientos de viajes que el movimiento solidario desarrolla a lo largo del año. Nosotros y nosotras no se lo vamos a permitir”, aseguran los organizadores. También añaden que “este viaje no es una respuesta irresponsable de personas que quieren llevarle la contraria al Gobierno, sino una muestra comprometida y razonada de directivos de las federaciones regionales, profesionales del mundo de la cooperación, profesores universitarios y gente que conoce desde hace muchos años la situación”. Al viaje también se han unido cooperantes de las ONGs Mundubat y Médicos del Mundo.

La visita, que finalizará el próximo sábado día 11, aprovechará para llevar un cargamento con ayuda humanitaria y medicamentos. Durante sus días allí, la delegación celebrará encuentros con las autoridades saharauis y podrán conocer de primera mano la situación humanitaria, que cada vez es más preocupante a causa de la crisis. Según datos de este mismo año del ACNUR y el Programa Mundial de Alimentos, las necesidades básicas de la población refugiada saharauis están muy lejos de ser cubiertas, y la Media Luna Roja saharaui ha lanzado varios llamamientos alertando a las organizaciones y los gobiernos internacionales.