Portada del sitioPrensa y RecursosAgenda
Descargar en formato PDF
Una "democracia real ya" ayudaría a poner fin al conflicto saharaui: Carta de apoyo al movimiento 15-M

Los acontecimientos que se han desarrollado en los últimos días son un momento de ilusión y esperanza para aquellos que consideramos que este mundo es injusto y que es necesaria una renovación. La acampada de la Puerta del Sol y sus extensiones por toda la geografía española e internacional muestran el colapso de un sistema económico que no satisface los derechos de los ciudadanos y ciudadanas. Del mismo modo, nuestra democracia necesita una revisión para que todos y todas nos sintamos representados y representadas.

Por ello, desde la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara) queremos mostrar todo nuestro apoyo a esta asamblea y sumarnos a ella. Entendemos que una verdadera democracia ayudaría a poner fin al conflicto saharaui, por lo que consideramos que adherirnos a esta propuesta pacífica que pone en cuestión las debilidades de nuestro sistema es nuestra obligación moral.

La situación en la que se encuentra el pueblo saharaui es un ejemplo más de la hipocresía y de los fallos que presenta nuestro sistema democrático. El Sáhara Occidental fue abandonado por nuestro estado en el año 1975 ante las fuerzas ocupantes marroquíes. De esta manera, todos los sucesivos gobiernos han obviado una resolución de este conflicto, dejando sin finalizar el último proceso de descolonización en toda África. Además, la legalidad internacional otorga a España el papel de potencia administradora del Sáhara Occidental, lo cual implica que es responsable de lo que allá ocurra hasta que se celebre un referéndum de autodeterminación. A raíz de esta omisión de deber de nuestro estado, una parte de la población saharaui ve violados sus derechos humanos de manera sistemática en los Territorios Ocupados y otra lleva más de 35 años condenada al exilio en los campamentos de refugiados de Tinduf.

Es sin duda una muestra más de cómo los derechos humanos pasan a un segundo plano con respecto a los intereses económicos. Por ello, nos gustaría que tuvieseis en consideración la posibilidad de que esta asamblea apoyara la justa lucha del pueblo saharaui. Más aún, teniendo en cuenta que iniciaron la primera movilización social en el mundo árabe en noviembre del año pasado, que fue desmantelada con gran violencia por las fuerzas de ocupación marroquíes, contagiando al resto de pueblos de la zona de esta ansia de libertad.

Quedamos a vuestra disposición, para cualquier consulta.

Madrid, 22 de mayo de 2011